Mensaje Orlado Nº 8

Paisajes Nevados

En la cordillera el aire se enrarece y se enfría. El paisaje hasta hacía minutos radiante y soleado ahora cambia. De pronto las nubes que antes viajaban aisladas se ponen de acuerdo y lo cubren todo: comienzan a gotear tímidamente. Y lo que era lluvia en un principio se convierte en una delicada nieve que cae con suavidad.

Pasa el tiempo, caen y caen más copos, tan livianos y dóciles, que el que no conoce el camino se deja llevar por su ternura e inocencia. Error grave para él, porque la nieve se acumula en los árboles, en los techos, en el camino, convirtiéndose en un peligro para el que se confía de la quietud de tal paisaje.  

Así los copos son como pensamientos que se muestran blancos e inocentes a la vista, pero al tacto son fríos y congelan. Al principio se los subestima, pero hasta los árboles más fuertes quedan desamparados cuando la nieve se acumula en sus copas; y muchos se quiebran, no resisten la pesadez de cientos de kilos de nieve, se llenan de dudas y caen rendidos.

También en estos lugares nos llegan historias de muchos hombres que pierden la vida en sus casas cuando los atrapa el temporal. Así, cometen el error de dormir en su comodidad, creyendo que el frio nunca los alcanzará; pero el frío llega, se va apoderando de su hogar mientras ellos se quedan duros sin hacer nada, sin poder moverse de sus lugares a causa de esa nieve. Allí permanecen petrificados a la espera de que algún rayo del sol los ayude derritiendo el hielo, o que el tiempo vuelva a ser como era antes y pierden el tiempo que podrían haber aprovechado para levantarse de ese estado y supervivir a la tormenta.

Otros han vivido situaciones más duras por estos lados. Estando en la ruta, nos señalan lo que aconteció en este lugar hace unas décadas a un equipo de rugby que viajaba a Chile. El piloto se confió en su vuelo, y chocó contra las montañas más altas de América. Los sobrevivientes esperaron en vano el rescate que nunca llegó. Y el frío y el hambre comenzó a acosarlos. Así, hombres que se consideraban tan fuertes y enérgicos en su deporte, perdieron su fuerza y recurrieron a lo más bajo para sobrevivir. Se convirtieron en caníbales, devorándose unos a otros, como recurso para mantenerse con vida en la frialdad de las nieves eternas. Ese drama quedó reflejado en la película que hoy se conoce como “¡Viven!: el accidente de los andes”.

En la ruta el camión que nos lleva a nuestro próximo destino nos dice conocer el sendero. Pero tampoco puede confiarse mucho, ya que unos kilómetros más adelante aparece la muestra de tal error. En el inhóspito camino, un camión aparece volcado luego de trastabillar en el hielo. Resbala perdiendo el producto que le costó meses de trabajo conseguirlo, y queda al costado de la ruta esperando que alguien lo venga a rescatar. No son pocos los que en esta senda, se confían de sus dotes y sus maniobras, y frente a un cambio inesperado sus reflejos no responden y se accidentan. Por eso, haber viajado antes no es seguro de nada. Los caminos varían, cambian con el clima y el viento; así como también varía el cansancio, el estrés o la edad del que maneja. La clave aquí no radica en el camino, sino más bien pasa por otro lado. Conocerse a si mismo es conocer bien el camino.

Así lo entendemos mientras dialogamos y compartimos unos mates con el camionero que nos lleva. Con él hacemos cerca de 1.000 kilómetros por caminos sinuosos y cambiantes. El paisaje por momentos se cubre de nieve y hielo; por momentos se vuelve seco y despejado. La conversación es fluida y se va por muchos lados; a veces se estanca y predomina el silencio. Y cuando nos aceramos a las cimas más altas de América, algo en el cielo nos deslumbra.

Es un punto negro que se agranda planeando en el azul del cielo. Nos acercamos a él y él a nosotros, así su figura se va aclarando y nos muestra el esplendor de su tamaño. Es el rey de las alturas, el cóndor, que pronto acomoda sus 3 metros y medio de envergadura y vuela a la par nuestra, casi como si acompañara nuestro curso.

Nos detenemos a contemplarlo. No agita las alas, son como velas al viento y se mueve así con los elementos como si fueran una extensión de su cuerpo. Enseguida aparece su pareja y como dos fuerzas que se unen, levantan vuelo, elevándose por encima de las cúpulas nevadas.

Y aparece el símbolo del majestuoso alado, como se señala en la profecía del “Águila, el tigre y el cóndor” (dictada hace 40 años en Colombia), en el preciso momento en que se nos advierte “el tigre está saliendo de sus dominios. Hambriento se pasea como señor de su medio, en la selva, en la montaña, percibe su presa, su víctima, se prepara cautelosamente…”

El tigre chino comienza a despertar su apetito, y su estomago se siente en las tierras del cóndor. Las profecías advierten, se cumplen, el tigre se prepara y comienzan a asomarse sus incipientes garras:

“Los últimos valles de clima templado del Cono Sur aún sin explotar, rociados por el agua pura del Río Negro, perderán su virginidad: ahora los pondrán a parir toneladas de cereales, que no serán para alimentar a los argentinos con necesidades básicas insatisfechas, sino que partirán hacia China durante los próximos 20 años. Es lo que acaban de pactar, bajo polémicas condiciones y sin aval legislativo, el gobierno de Río Negro y una gigantesca empresa estatal china: la concesión de 330.000 hectáreas a cambio de 1.500 millones en inversiones”. (http://www.clarin.com/zona/Recursos-Extranjeros-tierras-produccion-alimentos_0_544145779.html).

 “…agazapado, espera, espera y espera; afila sus garras, fortalece sus músculos. Se despierta el hambre y se despierta la fiera”. Así, Parravicini también lo advirtió en sus gráficos, y China ya es desborde invasor en América latina. Firmas chinas explotan latifundios en Santa Fe y construyen un puerto en Rosario para llevarse su soja”.

“Con sus fuertes colmillos e incisivos terriblemente afilados, destaza a su víctima, sacia su hambre y deja lo demás a las hienas y coyotes que se disputan las sobras de su presa”. “Ahora, el suelo argentino es demandado desde distintos países, como Arabia Saudita, que acaba de asegurarse la explotación de 30.000 hectáreas en el Chaco, con posibilidad de extenderse a 200.000 en total en la zona de El Impenetrable, una región de monte nativo en la llanura provincial. A cambio, el grupo árabe Al Khoraref pondrá 400 millones de dólares y se quedará con la producción, para un plan de seguridad alimentaria en su país”.

Y no es solo argentina porque América latina, como el cóndor, “tiene nido… tiene alimento…”como Parravicini también lo advirtió en sus gráficos: “China será el principio del desborde invasor a Latinoamérica” (BSP 1938).

Pero en las tierras del sur, de la mano del cóndor, “aparece la Fuerza Vivificadora del mundo, el pilar del hombre, la Energía Inmutable…Los Escogidos la llevan…” (9 T).

Aparecen remontando la tormenta sobre el arco iris, renovando la vida donde no la hay, cubriendo con sus alas los vastos territorios de América latina, los mismos hombres que aparecen en las profecías de los indios Lakota en tierras del águila. 

Los guerreros del Arco Iris, son los que tienen de cómplice al mar y la tierra, los elementos y en ellos, está el Huracán de la resurrección. Son la fuerza del cóndor que no descuida su nido…

 

Los Guerreros del Arco Iris

“Llegará el día en que la codicia del hombre blanco, del Yo-ne-gi, hará que los peces mueran en las corrientes de los ríos, que las aves caigan de los cielos, que las aguas ennegrezcan y los árboles ya no puedan tenerse en pie. Y la humanidad, como la conozco, dejará de existir.

Llegará el día en que algunas personas despierten de su letargo para forjar un Mundo Nuevo de justicia, de paz, de libertad y de respeto por el Gran Espíritu. Ellos serán la clave para la supervivencia de la humanidad, y serán conocidos como “LOS GUERREROS DEL ARCO IRIS“. Los Guerreros del Arco Iris transmitirán el mensaje, para difundir sus conocimientos a los habitantes de la Tierra.

Las tareas que les esperan serán muchas y mayúsculas. Habrá enormes montañas de ignorancia que será necesario vencer; se enfrentarán contra prejuicios y odios. Tendrán que ser dedicados, firmes en su fortaleza y tenaces de corazón.

Ese día llegará pronto, ya no está lejos. Y una vez más renacerá la alegría de estar en compañía, como también en la soledad. Estarán libres de envidias mezquinas, y amarán a sus semejantes como a sus hermanos, sin importar el color de su piel, su raza o su religión. Sentirán cómo la felicidad inunda sus corazones mientras se vuelven cada uno con el resto de la creación. Sus corazones serán puros e irradiarán calidez, comprensión y respeto por la humanidad, por la naturaleza y por el Gran Espíritu.

Los ríos fluirán limpios otra vez, los bosques serán abundantes y llenos de hermosura, y otra vez habrá aves y animales sin número” (Profecía Lakota).

Y llegan los guerreros del Arco Iris, bañando la tierra de ríos limpios, de aguas de vida que brotan desde su interno. Atemperándose en los elementos, forjándose en cada paso, en cada palabra que sale de su espíritu para irradiar de Verdad al hermano. De espíritus fuertes, que ningún puñal, ni daga, ni arma, ni ballesta, ni lanza, logra dañarlos ni opacar la fuerza de su corazón. Son los guerreros Orlados del Arco Iris, que llegan a Latinoamérica, que aparecen y vuelan como cóndores porque “cerca están ya los aciagos días -donde- el hombre buscará en protestas.Tú –Guerrero del Arco Iris- debes enseñar, con el canto en el corazón pleno de agradecimiento”(BSP 1967).

Llegan aprendiendo y enseñando. Luchando contra chismes, ataques y prejuicios. Llegan con su mirada serena cuando la ofensa llega. Llegan blandiendo el futuro como su mejor arma. Llegan, porque los días se acortan, se abrevian y la sequía se alarga:

“Dad presto a beber al sediento. El balde es en frescor de vida. El apagará la sed. El justo aguarda. ¡Grítalo! ¡Grítalo! No habrá ya más tiempo. La bondad infinita del Padre permitirá aún, en el postrer instante, ver al que lloró. Repítelo: ¨El día del SEÑOR vendrá como un ladrón…¨” (BSP 1967)

Así, llegan con los 3 humos, subiendo la dura pendiente los guerreros de la verdad Orlada. Van en búsqueda del Arco Iris que continua a cualquier tormenta. Se preparan arduamente para subir la cuesta, que no es fácil ni sencilla. Su mapa es su propio corazón en la mano, que marca los 4 horizontes donde la verdad y la esperanza deben llegar. Van con su brújula interna por el camino pedregoso, donde la misma piedra que les sirve de descanso en el día, se convierte en tropiezo cuando la noche llega. Pero son guerreros que se vuelven a levantar de cualquier caída,  porque son esas piedras las que van forjando al Orlado en su peregrinaje final. “Hermanos: llega el camino pedregoso. El mundo le caminará en quejidos sin observar que será el quejido en el mañana… ¡Canto!” (BSP 1972)

Por eso los guerreros Orlados deberán vencer el apego a la tierra donde viven, el apego al lugar que los vio crecer. Ellos, los caminantes de arco iris, deberán saber con su verdadera experiencia, que en este tiempo no hay tierra más preciada que la del polvo del camino en sus pies.

Y son pocos los que ven ahora la gran oportunidad que les da el designio de caminar por el árido. Al sur, son varios cóndores los que hoy vuelan en el cielo con dirección norte. Con ellos llega el Gran Cóndor de la redención al sur del continente, llega a la Argentina, como también la profecía habló hace 75 años:“El pájaro celeste de pecho blanco se posará en la argentada tierra salvada y cuidada por Dios. ¡Llegará el Reconstructor!” (BSP 1936).

Agosto del 2011,

En las cercanías de la majestuosa altura del Aconcagua,

sobre los 6.962 mts.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Mensaje Orlado N°7

Señales de humo

Esta vez nos toca de nuevo caminar la ruta y partimos cerca del mediodía para hacer dedo. El itinerario esta vez nos hace volver a las montañas que despedimos hace tiempo. Así que en un día somos pasajeros de distintos transportes que nos acercan al destino, entre un estudiante, un joven petrolero, un hombre que aparenta trabajar en un casino y una familia: gracias a ellos hacemos 400 kilómetros y con el atardecer acercándose, las sierras se van dibujando en el horizonte. Por la noche nos hacen saber que sorteamos la erupción del volcán Puyehue, que desde Chile ese mismo día pone en emergencia a toda la zona.

Nos llegan noticias de que la ciudad más afectada es La Angostura, aquella pequeña villa que ahora contemplaba como la tierra desde sus entrañas vomitaba ceniza y pedriscos que se convertían en arena sobre las calles de esa pintoresca ciudad turística.

Así, a los oídos endurecidos se les enviaba una nueva señal en el cielo, y el firmamento se disfraza de humo para que despierten, para que escuchen lo que se les quiso advertir. Ahora todos veían las cenizas en el cielo sorprendidos, sin ver las señales de los tiempos, tal como recriminó Jesús hace 2.000 años a los judíos:

“Vinieron los fariseos y los saduceos para tentarle, y le pidieron que les mostrase señal del cielo. Mas él respondiendo, les dijo: Cuando anochece, decís: Buen tiempo; porque el cielo tiene arreboles. Y por la mañana: Hoy habrá tempestad; porque tiene arreboles el cielo nublado. ¡Hipócritas! que sabéis distinguir el aspecto del cielo, ¡mas las señales de los tiempos no podéis!”.

Así la señal del cielo está dada, y pocos quieren escuchar sobre su cumplimiento, sobre la segunda venida que auguran las señales de los tiempos, y prefieren encerrarse en sus cuentas bancarias y en su falacia de una vida dedicada al confort y al lujo. Prefieren abrazar al hombre viejo, el de las fantasías de sus mentes adoradas.  Tal como Parravicini también dejó escrito para este tiempo:

“¡Cristo llega! ¡Maranahata! Repítelo con fuerte voz de trompeta sobre los endurecidos oídos de la hora. ¡Necesario es!.

Todo aquél que no escuchare, condenado será. Todo aquél que atendiera y entendiera verá y repetirá en fe: ¡Cristo llega! Es ya la hora. Es ya la hora de la verdad. Porque el azote caerá sobre el hijo de la ira, sobre el ciego. El Padre toleró su libertad desmedida, su baja entrega a la materia, a los dineros, a la ambición de poder, a la falacia. El silencio ante su palabra mentida, ante su sucia mentalidad, su criminalidad, su petulancia, su cinismo. El Padre ya colmado fue en su paciencia. ÉL otorgó. ÉL enseñó. ÉL envió a Su hijo en redención y el bien no fructificó.

El hombre camina su falsa verdad, anda la senda de las tinieblas y caerá al profundo precipicio de la aflicción y allí quedará. Ese consentido rey, hombre-dios, hombre invencible, hombre sapiente, ¡hombre-hombre!¡La plaga del pedrisco le cubrirá!

Y esta vez la erupción es grande, cubre de pedriscos los suelos cercanos y colma los cielos de cenizas que llegan a Buenos Aires, otra de las ciudades que no quiere despertar de su letargo ni entender que el tiempo está cerca. Ciudad que viene siendo advertida por las aguas que en cada lluvia, anegan las veredas y hacen que las calles se conviertan en ríos. Pero el hombre ciego, tampoco quiere escuchar advertencias, que ya no es solo de la voz de la profecía sino de las noticias que avisan sobre la situación precaria de Yacyretá que pone en vilo a todo el litoral:

 

Yacyretá en Crisis

“Ambientalistas accedieron a imágenes oficiales que demuestran el peligro de rotura que existe en la represa de Yacyretá, poniendo en peligro la vida de miles de personas que se asientan a la ribera del río Paraná. ¨Es una certeza que la represa se está rompiendo, hay enormes fallas de construcción y existen pruebas de eso¨. En el video catalogado ‘Top-Secret’ que llegó a nuestra redacción, se pueden observar con claridad, grietas, pozos, falta de cemento, hierros cortados y retorcidos, en los muros de la represa de Yacyretá. Creando de consecuencia una peligrosidad sin precedentes en el país. Catástrofe tal, que para que usted entienda el grado de peligro que corre, según expertos consultados, en poco más de 4 horas, en el Obelisco de Capital Federal, se encontrarían con el agua a 4 metros de altura. El video de la duración de 35’ minutos, fue realizado por buzos contratados por el ente binacional Yacyretá, que controlan periódicamente las compuertas de la represa, según relatan los ambientalistas”.

(http://www.misionlandia.com.ar/index.php/nacionales/security/12155-peligro-yacyreta-video-exclusivo-que-muestra-las-fallas-de-la-represa.html)

Esta información que ha sido ocultada o desechada, porque jamás se creó un plan de evacuación frente a semejante contingencia, se refuerza primero por la corrupción existente desde la construcción de la represa cuyo presupuesto se fue incrementando con el correr de los años, alimentado a la política y a los empresario corruptos que se vieron involucrados en su construcción (costándole a los argentinos cerca de 12.000 millones de dólares). Y se refuerza una segunda vez por el cifrado que entrega la profecía de Parravicini haciendo referencia a las aguas que cubrirán la capital federal, como lo muestra el grafico que dice “Momentos llegan a las plazas de BA (Buenos Aires) en que…” (BSP 1937), donde la cabeza colgada en la plaza de la capital federal está sostenida por la serpiente judía, y debajo el piso cuadriculado masón.

Pero ahora el dato relevante de la psicografía son las aguas llegando hasta las plazas porque allí se encuentran los peces nadando, y de fondo los barcos, símbolo también presente en el escudo de la ciudad de Buenos Aires, en este caso con sus velas empujadas por el viento del sudeste.   

Egipto y el río

Para profundizar en este cifrado hay que prestar atención a dos elementos que se repiten y repiten en el trabajo de Benjamín Solari Parravicini en relación a Argentina:uno es el agua del Río de La Plata y otro es Egipto.Y el profeta argentino es insistente para remarcar con fuerza la relación de Egipto con Argentina. Y tan fuerte es esa concatenación, que decide representar en una de sus psicografías al matrimonio presidencial Néstor y Cristina Kirchner como los dioses egipcios Osiris e Isis.

Así, la presidenta argentina que más habló del Nuevo Orden, aparece en la profecía siempre asociada a las pirámides, como la egiptóloga o la faraona en su báculo presidencial, con sus joyas y adornos, su perfil característico, y el ojo reptil emblema illuminati. Psicografía donde el agua vuelve a hacerse presente con insistencia:“PLATA RIO – Egiptóloga en Argento” (BSP 1940).Y nuevamente reforzando el símbolo del agua aparece el velero, con el viento en la punta de las velas indicando de nuevo el mismo sentido: el viento viene del sudeste, lo que significa la presencia del fenómeno meteorológico que mas afecta históricamente a Buenos Aires, la Sudestada.

De modo que Egipto, el antiguo imperio que centralizó el poder desde el Nilo, trasladado a la Argentina de Parravicini es el Poder Federal de Buenos Aires que, desde el Río de la Plata (el Nilo argentino), es el encargado de “llevar la miseria y la injusticia a sus últimos extremos, especialmente en los pueblos comprendidos dentro de la zona de Andinia, provocando desde la Capital Federal el arrasamiento de los derechos federales de las Provincias (patagónicas)” (Plan Andinia). Porque ese es el dictamen del Nuevo Orden para la República Argentina.

El descifrado de Egipto es Buenos Aires, el poder federal que presionará a las provincias alentándolas a la independencia; poder central que siempre pasó por arriba el federalismo y que siempre levantó resistencias por creerse el centro del país por donde deberían pasar todas las decisiones. Buenos Aires señalada desde siempre como el lugar del querer controlar el territorio, situación similar a la ocurrida en el pasado con el imperio egipcio.

Sin embargo, es en el momento de la Egiptóloga al frente del gobierno argentino cuando Parravicini cifra el momento del despertar espiritual en el extremo sur del continente: “Sobre Egipto (Buenos Aires) y su faraona (Cristina) llega el despertar del pez nuevo que enseñará al mundo la nueva palabra de amor” (BSP 1968). Y para no dejar dudas de Egipto = Argentina, Parravicini clarifica en el regreso del pez en este país: “En la Argentada paz el hombre hablará de Dios en las calles como al final de los tiempos, porque será en ellas regresado el pez” (BSP 1960).

De modo que sobre la presidencia de la faraona, donde “El fuego Egipto se impondrá. Egipto dirigirá. Egipto matará. Egipto dirá en Argentina” (BSP 1940), es también el lugar y el momento del despertar espiritual, del regreso del pez, de la verdad en los corazones que se levantan: “En La Argentina muere el mal, el desamor, la falta de equidad y la holganza. Argentina será en el final de la prueba” (BSP 1968).

Este cifrado también nos lleva a anticipar el triunfo de Cristina Kirchner en las próximas elecciones que marcará los últimos tiempos de gobiernos del mundo en estas tierras. Y como manotazo de ahogado de parte del mazo y la serpiente, llega la gran prueba que lanzan desde las sombras, esta vez recayendo con fuerzas sobre el resto del país y volviéndose como un fuerte boomerang a la gran ciudad: Buenos Aires. La misma ciudad que expulsó con coraje a las invasiones inglesas en 1806 y 1807 (invasiones apoyadas en ese entonces por la masonería), cuando hombres y mujeres desde sus techos arrojaron aceite hirviendo para expulsar a los ingleses. La misma ciudad, Buenos Aires, ahora ignorando la nueva invasión de nuevo apoyada por el Mazo igual que hace 200 años, tal como lo dibujó Parravicini repetidas veces en sus gráficos. Buenos Aires, la llamada Capital Gay por ser la primer ciudad en permitir el matrimonio homosexual, la nueva Sodoma, la de la prostitución alabada, la de la televisión denigrando a la mujer las 24 horas como objetos desnudos para el deleite de las mentes embrutecidas y consumistas. Sodoma y Egipto en un mismo lugar, bajo la convivencia de la corrupción, la pobreza, el indigente, la desigualdad, la violencia, los vicios, la ostentación y el hambre.

Y es por eso y más, que la profecía lanza su advertencia, como una espada a punto de salir de su vaina: “Escucha Egipto (Buenos Aires): Ya el trueno es en el trueno (tormentas). El odio es en el odio (política-caos). La miseria es en la miseria (espiritual) y el hambre es en el hambre (economía). Abre los ojos y en algo evitarás el fin del fuego (guerra interna) sobre las aguas (Río de La Plata). ¡Ahogarás!” (BSP 1968). 

Y Egipto ya no despierta. La profecía da su sentencia y la ciudad se ahoga. Buenos Aires se abate y bracea contra su ignorancia, contra su orgullo, su desinterés, su desamor. Las aguas llegan desde el SUDESTE como una gran tormenta con truenos y vientos, símbolo de una violenta sudestada que arriba para ahogar para siempre el caos y la soberbia. Sudestada que Parravicini insiste en remarcar sobre la Capital: “Egipto (Buenos Aires) tiene a la vista el mal. La voz del astral (profecía) le dirá agua sobre las arenas. No lo escuchará… Y será en aguas, luego la paz. La hora de la Hora es en él  ¡Truenos!” (BSP 1968).

“Luego la PAZ” dice la profecía. Por eso, las aguas llegan para apagar el odio y traer la conciliación. Llega la paz después de las aguas, después de la tormenta como un gran arcoíris de esperanza para el Nuevo Hombre. Llega inundando la tierra ensangrentada, llega luego de las aguas de los ríos sobre la ciudad.

Inundaciones de ríos desbordados también anunciadas por las profecías mapuches, quienes advierten al ciego del AHUINCAMIENTO, que es el oscurecimiento del amor, la justicia y la verdad en los hombres, la entrega sumisa del Ser por el dinero, el poder y el confort. El castigo que cae sobre el hombre “por hacer propias muchas de las costumbres y hábitos del winka u Hombre blanco” (Profecía Mapuche).

Otra psicografía confirma la sudestada final sobre la gran ciudad: “Aguas sobre Egipto antes del amor” (BSP 1968). Y esa es la sentencia de la profecía sobre Buenos Aires.

“Llega a la Argentina empobrecida un nuevo sol… Llegará cuando las aguas lleguen en fuerza de ira… (BSP 1938)”.

Así, las aguas sobre Buenos Aires marcan un hito para la nueva dimensión que emerge en el país. Ese es el momento donde la serpiente abandona la mujer. Por eso, no hay nuevo sol hasta el cumplimiento del símbolo de las aguas. De modo que la vida de la gente de la gran ciudad y alrededores queda en manos de las personas que levanten su corazón, los que hayan escuchado y comprendido el momento final. Queda en manos del amor, de la preparación y del trabajo de las personas más inteligentes, los orlados que Parravicini anuncia.

Es la esperanza depositada en esas personas que se preparan, que se van forjando a si mismos. Los que adquieren el Conocimiento Eterno como dice también la lógica de la lógica: “No olvidéis cuanto es trascendental para vosotros: EL CONOCIMIENTO DE LA LEY”. Y las personas estudian, se preparan, se miran unos a otros y se encuentran. Vencen su aislamiento, sus diferencias, sus celos y sus envidias. Descubren los secretos escondidos a los ojos del mundo y los hacen polvo.

“Varios se convertirán en mensajeros del Verbo y lo tendrán. Su estímulo es el Amor. Su Fuerza: su propio conocimiento de La Verdad. Abridles sus puertas y ventanas. Dejad que penetren en vuestras casas su voz y sus palabras. ¡Recibidles! Y os convertiréis en UNO. ELLOS convierten en polvo los secretos y los dan bien entendidos a quienes los buscan. ELLOS harán germinar la Semilla Sembrada tiempo ha”. (Profecía al País del Norte del Sur)

“¡Lectura sacra regresa!” dice Parravicini: es la Resurrección del Conocimiento, de la interpretación de la Ley y la Verdad,  el entendimiento final descifrado. Porque misericordia quiero, y no sacrificio, y conocimiento de Dios más que holocaustos” (Oseas 6:6).

Y solo la verdad tiene la fuerza para traer la alegría, el liberarse de las cadenas y unificar corazones, como también le dicen al hombre desde el norte:

“Correrán los unos, saltarán los otros, alegría por doquier. Mis verdaderos hijos no se fragmentan, pertenecen a la Eterna Verdad” (P.P.N.S.).

Julio del 2011

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Mensaje Orlado n°6

Melodías del despertar

Finalmente, el calor abandona el valle y lo que parecía que duraría por siempre, se seca. El verano que se pensó eterno, ahora muestra su verdad y se enfría, se desgaja, se reseca; el estío argentino se duerme en el frio de las malezas congeladas.

Como en otoño, cuando la naturaleza le dicta al paisaje que comience a morir lo que no corresponde a la estación, la Ley del tiempo así lo exige por igual al hombre de este tiempo, al que no quiere dejar atrás las viejas envolturas que solo os han traído desolación y ruina. Por eso, en el quinto mes se escucha el mensaje a la quinta iglesia que les llega a los hombres en su quinto momento: “Afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios”. El tiempo es corto y las últimas hojas aun permanecen en las ramas, obstaculizando la luz del sol que debe llegar a la húmeda tierra que la reclama.  “Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído”, dice el mensaje al hombre que llega a Sardis.

En las chacras todavía quedan algunas manzanas y peras que no fueron cosechadas. Quedaron rezagadas en las ramas porque no cumplieron los tiempos prefijados o porque fueron demasiado pequeñas… ya nadie las quiere. También están las que no se sostuvieron, no fueron lo suficientemente fuertes contra los vientos y una vez en el suelo se echaron a perder.

La exigencia para los frutos es alta, aun para las manzanas que lograron sortear los anteriores escollos. Porque el enemigo más sutil y perfecto que tiene la cosecha es la Carpocapsa, un insecto parasito que se asemeja a mariposa. En realidad sus hábitos son nocturnos y realiza sus prácticas en la oscuridad y en el misterio, cuando el sol se aleja: es una polilla. Jamás puede ser mariposa, porque no poliniza plantas para que crezcan solos sus frutos, sino que introduce su huevo y marca a la fruta que crece sana, hermosa y reluciente hasta que el consumidor descubre en su boca que estaba llena de gusanos y ya es tarde.

Es la conocida polilla del manzano, nativa de otro continente y traída a éste como tantas especies introducidas desde antaño para dañar la cosecha. Así, la polilla pone huevos en los frutos y las hojas, y tras la eclosión, la larva se introduce en la pulpa cuando la manzana recién asoma al mundo, comiendo y alimentándose de ella. El fruto, inocente, va creciendo con larva adentro. Por fuera se ve bonita y esplendida: madura sin el menor indicio de que carga a semejante intruso. Y llega el momento de la cosecha y cuando alcanza la mano del que precisa el ansiado fruto, se encuentra con el alimento más aborrecible que pudiera conocer. El crimen es perfecto, ya que ni el dueño de la finca ni en la propia manzana se notó al aterrador invasor.

Crucial momento es la etapa del crecimiento, donde el espíritu va madurando en la selva del mundo. “Imagen fue de si mismo el hombre de ayer, y se vio. Imagen es de si mismo el hombre de hoy, y no se ve. Su mente es un laberinto infinito sin salidas, teniéndolas a la vista en su verdad. Camina sin buscar, buscando en su búsqueda la búsqueda del camino que lleva sin buscar. Tiempo pierdes, hombre de la música suelta y el cabello largo; sin ropas limpias, no tendrás jamás el espíritu limpio. ¡Comprende y entiende, porque ya es hora y el grito llega! Imagen eres de ti mismo y no observas. ¡Observa y verás! Serás.” (BSP 1972)

Los jóvenes y la música suelta, dentro de su mundo inventado de “Amor y Paz”, un mundo neo hippie, un mundo de drogas y sustancias alucinógenas que alteran la consciencia; mundos mentales de meditaciones masivas, mundo donde el cuerpo sigue siendo objeto de sus prácticas sexuales, donde se cree que solo ignorando lo que sucede en el planeta se acabarán los problemas. Una nueva era edificada sobre vicios, materialismo y alcohol, donde el Dios Interno de los hombres es destruido a cada latido, a cada paso, a cada canto, un mundo donde “el vicio camina con su relajo total. El joven en él se solaza, baila, desnuda sus vergüenzas en calles y escenarios, anulan su dignidad, en tanto el ateo ordena su continuidad, edificando con la anulación del joven, el imperio mundial del mal… llega ¡la cruz –ORLADA-!” (BSP 1968).

Un paraíso de escenarios y mercados de artistas que son sacerdotes y líderes de sus movimientos, comandados en los hechos por las multinacionales discográficas, las que en reiteradas ocasiones presionan a los artistas para acomodar las letras. Mensajes que son pensamientos implantados por empresarios desde sus escritorios y oficinas de publicidad. 

Grupos enteros financiados y apoyados por los linajes que controlan la tierra, como los Rockefeller, que fueron quienes impulsaron a los Beatles para penetrar los Estados Unidos y desde ahí, el mayor mercado interno del mundo, expandirse al resto del planeta exitosamente. Con ellos y las demás bandas que comenzaron a surgir, apoyados por los medios masivos de comunicación y las cadenas de radios que los transmitían las 24 horas, llegaron las drogas como la marihuana, cocaína y el LCD, proceso también denunciado por la profecía: “La corrupción llega en escritorio y sillón. El “polvo blanco” un arma, la yerba una falsa ilusión” (Profecía de los 9 Tiempos). Y ello porque para que haya consumo, se tiene que inventar al consumidor primero, y esa fue justamente la estrategia planificada desde el escritorio empresarial y el sillón de la política.

Así los “escenarios” fueron utilizados por el grupo Bilderberg (banqueros, empresarios, políticos, periodistas y demás lacras de la sangre de Sion) para llevar a toda una generación a las drogas psicodélicas utilizando para ello grandes conciertos al aire libre como Woodstock. “Sin saberlo, los jóvenes se convirtieron en víctimas de un experimento perfectamente planificado con drogas a gran escala. Las drogas alucinógenas cuyo consumo propugnaban los Beatles, se distribuían libremente en estos conciertos. No pasaría mucho tiempo antes de que más de cincuenta millones de los que asistieron (entonces de entre 10 y 25 años de edad) regresaran a casa convertidos en mensajeros y promotores de la nueva cultura de las drogas o de lo que acabó conociéndose como la ‘New Age’.” De modo que la juventud cayó en la telaraña que ahora se teje con nuevas cuerdas, como escribió también Parravicini: “El “Joven Nuevo”, realidad de la hora, el que se abandona por ignorar y temer el mañana que le espera, el que proclama poseer sabiduría y se entrega a desnaturalizar todo; incluso su físico y a emitir canciones tal vez sin conceptos… el que busca en la búsqueda de un dios imaginado por él, dentro del absurdo, dentro de obnubiladas conjeturas que no siente, más impacta. Vive “el joven Nuevo” en rebeldía… ¡No verdad!” (BSP 1969).

Canciones como las de Bono de U2, al que millones de jóvenes siguen como a otros tantos cantantes que atiborran sus temas de mensajes subliminales y simbología illuminati. Simbología que a veces ni siquiera esconden, como en la canción que U2 le canta al dios de la penumbra Yahvé, al dios judío de los sacrificios y holocaustos. Canción que traslada el mensaje desde el mismo Lucifer hacia el hombre de este tiempo, con todo su simbolismo que se encuentra en el video accesible en el sitio http://www.youtube.com/watch?v=Ceuqp6clL0c

 

“Toma esta alma trenzada entre piel y huesos, Y haz que cante:”

“Yahweh, Yahweh
Siempre hay dolor antes de que un niño nazca” (Imagen de una bomba)
“Yahweh, Yahweh
Todavía estoy esperando el amanecer” (tercer día)

“NOSOTROS GANAMOS, NOSOTROS PERDEMOS ES PERFECTO” (Son los dos bandos de la guerra, literal).
“Yahweh, Yahweh
Siempre hay dolor antes de que un niño nazca (lanzan la guerra)
Yahweh, Yahweh

Dime ahora, ¿porque hay oscuridad antes del amanecer? (el video muestra explosiones y bombardeos)

Yahweh, Yahweh
Toma esta ciudad, una ciudad debería estar brillando en una colina (monte de Sion)

Toma esta ciudad si es tu voluntad (como lo hicieron en el desierto y a todo lo largo del Éxodo, Levítico, Números, etc.)

Lo que no es del hombre (el video muestra el árbol de la vida dentro del corazón y es patético) el hombre no lo puede tomar (aparece el corazón en un laberinto)

Toma este corazón y hazlo romper” (literal)

Así U2 relata sintéticamente la caída de Lucifer a la tierra, en donde se hace pasar por dios como Jehová para encerrar al hombre en la prisión de la materia. También relata las guerras que le sobrevendrán a la humanidad en el momento en que la Inmortalidad –PAEI- levante al Hombre Nuevo. Y también introduce al Pentateuco con toda su historia de violencia, ultrajes de pueblos, de posesiones y la voluntad de Jehová de arrebatar naciones para su pueblo elegido: Toma esta ciudad si es tu voluntad, como relata también el libro de Josué cuando los judíos realizan el sitio de Jericó y se apoderan de lo poco que dejan: “Mas toda la plata y el oro, y los utensilios de bronce y de hierro, sean consagrados a Jehová, y entren en el tesoro de Jehová. Entonces el pueblo gritó, y los sacerdotes tocaron las bocinas; y aconteció que cuando el pueblo hubo oído el sonido de la bocina, gritó con gran vocerío, y el muro se derrumbó. El pueblo subió luego a la ciudad, cada uno derecho hacia adelante, y la tomaron. Y destruyeron a filo de espada todo lo que en la ciudad había; hombres y mujeres, jóvenes y viejos, hasta los bueyes, las ovejas, y los asnos. (Josué 6: 19 -21). Es a ese dios al que le canta la música de U2, el de su nuevo orden que pide COEXISTENCIA al mundo, que es LA TRAMPA, pues una sola religión con lo único que comparten judíos, cristianos y musulmanes es JEHOVÁ. Así el dios oscuro se sienta al sillón de las naciones relegando a Jesús, y eso es lo que también pide la industria discográfica y los jóvenes que la siguen. El plan del anticristo, al que muchos ignorantes apoyan sin tener consciencia de ello.

Y el arma que tienen para ello es la MÚSICA, el sonido que introduce el mensaje más sutil y eficazmente que cualquier otro método. Porque ese fue el medio para derribar los muros de Jericó y penetrar la ciudad: “cuando el pueblo hubo oído el sonido de la bocina, gritó con gran vocerío, y el muro se derrumbó”. El sonido y la vibración que penetra en el hombre, derrumba sus muros y se adentra destruyendo su CONSCIENCIA.

Así la toma de Jericó muestra como se utiliza el sonido para penetrar un lugar y como las vibraciones abren y cierran puertas. Tema estudiado ya en numerosos experimentos que muestran como un sonido produce agrupamiento de partículas y forma figuras geométricas, lo que da la pauta de que el sonido puede utilizarse para abrir los chacras que son puertas a nuestra dimensión del ser, e introducir pensamientos, energías y entidades. Solo basta que la vibración de la música concuerde con la dimensión del chacra para que haga su efecto, tal como lo muestra la psicografía de Parravicini que dice “Pun –Pam- Pum La vocación musical nueva” (BSP 1938), haciendo referencia a la música electrónica. En el gráfico aparecen los 7 chacras marcados en el fondo de una guitarra (en celeste), que se asemeja al corazón humano. Y eso nos da la pauta de que la programación con este tipo de música se realiza en el 4to chacra, en el centro programador del código genético humano.

Así es que la música va transformando de a poco a la persona que la escucha, cambiado su apariencia, su forma de vestir, su forma de hablar, sus pensamientos. Como el rock de Elvis Presley que en su momento trabajo el primer chacra, ahora la estrategia viene subiendo de escalón en escalón hasta introducirse en el corazón del hombre. En el gráfico, abajo a la derecha, se ve una entidad con una larva en su seno,  llevándose la energía en un lazo.

Así la profecía habló desde el siglo pasado: “La música eléctrica será en conjunción con la negra (Regueton). Ambas asolarán el mundo, y con ella marchará esclavo el mundo hacia el Caos final” (BSP 1936).

Es la música que forma adeptos, los fanatiza en danza lasciva y los hunde en los abismos de la materia. Estrategia promovida también por las escuelas espiritistas, metafísicas y todo tipo de filosofías en boga hoy que buscan constantemente meterse en los chacras de las personas, manipular sus discos a través de la energía y distintas sanaciones, como “armonizaciones”, “aperturas de chacra”, mantras y demás métodos expuestos en numerosos sitios de internet: La música y el baile son utilizados para alcanzar estados alterados de conciencia que permiten contactar con el ser supremo (Lucifer). Primer Chakra: La música ideal para equilibrar y activar el primer chakra es la música primitiva, la música de tambores, de sonidos de la selva, también la música árabe es buena para este chakra. El baile puede ser con mucho movimiento pélvico”.  Así los ritmos van trabajando sobre los deseos del hombre, sobre su primer disco, poniendo al espíritu en contacto con las energías telúricas que viajan desde el interior de la tierra hacia el ignorante que vibra en esas resonancias. Es la verdad que está oculta a los ojos del hombre ciego y que comienza a escucharse hoy cuando la humanidad deja atrás la inocencia. Es la verdad oculta de los reptiles y entidades de todo tipo, haciéndose pasar por luz y siendo adorados en sinnúmero de filosofías y movimientos espirituales. Es la verdad oculta de la música actuando sobre la CONSCIENCIA, transformándola y llevándola a la ignorancia, al fanatismo, a la excitación de las pasiones y el instinto animal, tal como lo expuso Benjamín Solari Parravicini:

“Ellas las verdades ocultas saben del mal en el mal que se allega y saben de la perfidia envidiosa que domina a la humanidad en danza lasciva de salvajes. El negro sabe que su danza “invocadora” atrae a sus dioses (caídos de la rebelión), mas ignora que también llegan los inferiores espíritus del mal (demonios), los que hacen de ellosfanáticos, ciegos, concupiscentes sin freno, y alcohólicos empedernidos, los que así destrozados, danzan y danzan hasta su final en condenación” (BSP 1972).

Así el mensaje de Parravicini despierta al hombre, lo sacude de su inocencia y sus falsas doctrinas del mundo, y le denuncia lo que se oculta a la vista del hombre que no ha querido ver con los ojos del corazón lo que en su mente se mostraba hasta entonces como verdad. Así es que Parravicini advierte al ser que no se ajusta al PAEI, al Hombre Nuevo, de su final en condenación. Y por eso el engaño de las energías para curar al hombre, por eso la necesidad continua de adentrarse en los chacras de las personas, y por eso quedó escrito para estos tiempos: “Cerrar y sellar en forma indeleble sus cofres antes de que venga el mazo a sellar puertas y ventanas y les tire con fuerza afuera” (Landak).

Pero hoy es el momento donde también surge una nueva música para los que han logrado expulsar de su ser toda oscuridad, todo engaño, toda manipulación. Llega el sonido de la verdad, la melodía del despertar, “¡Ya la diapasón ha entregado la verdad del buen sonido, y el sonido en su sonar que fue siempre armonioso! más fue aplastado por la armoniosa eufórica de los “nuevos” en sus genialidades creadas al correr por la nueva avenida de la droga. Ya el sonido en su sonar hoy comenzó el regreso a su verdad de buen sonido. COMENZÓ EL CAMBIO DEL CAMBIO -ENTENDED – COMPRENDED- APRENDED Y SERÉIS” (BSP 1972).

Así llega a los hombres el sonido del galopar del viento que poliniza las flores en espera; el cantar de los pájaros que llega hasta el interior de la semilla en gestación; el sonido del grillo y el salta monte que resuena en la serenidad del árbol y el ecosistema; la música de la naturaleza que se graba en la célula del hombre y le dan sus nuevas vestiduras de pureza y salud; el silencio maravilloso de la profundidad del valle, bañado en el cantar de sus ríos y arroyos, como expresó Jesús en su momento:La luz de nuestros ojos y el oír de nuestros oídos nacen ambos de los colores y de los sonidos de nuestra Madre Terrenal, que nos envuelve como las olas del mar al pez, o como el aire arremolinado al ave. En verdad os digo que el Hombre es Hijo de la Madre Terrenal, y de ella recibió el Hijo del Hombre todo su cuerpo, del mismo modo que el cuerpo recién nacido nace del seno de su madre. En verdad os digo que sois uno con la Madre Terrenal; ella está en vosotros y vosotros en ella.  (Evangelio de La Paz)

Así llegan al hombre los sonidos de su nuevo despertar, el canto de la unidad que vence las filosofías del mundo, porque son un coro en perfecta coordinación que ya nadie puede silenciar: “Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra. Estos son los que no se contaminaron con mujeres (religiones, filosofías, metafísicas), pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero;  y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios” (Apocalipsis 14).

De la mano de esa resonancia, que “penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”, llega el Hombre Nuevo de la Reina del Sur:

“El mundo luego de los tres humos ya en minoridad de humanos seres, recibirá el Nuevo Humano que tendrá otro aspecto, conservando el actual, con más desarrollo potencial e inteligencia en supermedida. Será el 2002” (BSP 1968).

 

Mayo del 2011

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Mensaje Orlado n° 5

Entre la barda y el río  

Es abril en el sur. La vista del valle se tiñe de poesía y el suelo de hojas secas comienza a cambiar el paisaje de la zona, hasta ayer frondoso y bañado en el verde clorofila de frutales y viñas.

Unas pocas arboledas se anticipan y destacan en esa renovación de la zona: como en todo proceso de regeneración, son ciertas clases de árboles los que primero se visten de otoño, quizás los más apercibidos del clima y de las señales de los tiempos; los que han interpretado en su momento justo las pequeñas variaciones en la temperatura del suelo, en la humedad y el viento, e incluso en la luminosidad del sol. Son las primicias, y como tales, dejan caer su vieja envoltura de hojas que ya han cumplido su ciclo porque de conservarlas, la crudeza del invierno los debilitaría demasiado hasta incluso, producir su agotamiento y muerte. El proceso comienza desde su savia, que es su energía de vida. Ella se repliega lentamente desde la punta de sus ramas hasta concentrarse en lo más profundo de su ser, en su raíz. Una vez realizado este proceso, que es distinto en cada especie puesto que cada una es distinta en su gloria, el árbol ya está listo para soportar la gran prueba del frío y la tormenta que se avecina, superviviendo para luego en el futuro ser el resplandor de una nueva primavera. 

Así es el ciclo de las 4 estaciones en estas tierras, como las 4 astas de la cruz orlada y el movimiento que pasa por cada una de ellas. Y siguiendo ese plan nos movemos, de un punto a otro. Porque de una ciudad nos invitan a otra, y de esa a otra. Y el gran valle se convierte en un túnel por donde vamos de urbe en urbe, recogiendo el grano y desechando la paja. Vamos y venimos sin descanso entre la barda y el río agradecidos con el Padre, que nos da su permiso. 

Entre la barda y el río, entonces, corre el boca en boca.

 Y en ese intercambio aprendemos todos, como también lo hacemos observando el paisaje que nos circunda. Así, desde la barda asoma la silueta del indio Comahue. Con su figura enorme vigila el valle que se desploma a sus pies, del que se hace dueño y señor. No es inocente, porque la ignorancia produce estupidez y vigilar el horizonte es un acto de inteligencia. Lo imitamos y estamos atentos, porque también llega “la otra fuerza”. Llega, se sienta y escucha. Pero ya conocemos sus preguntas: “¿Hacia donde se dirigen? ¿Cuándo? ¿Quienes son ustedes?” Porque no les interesa el espíritu, ni las profecías, ni las charlas, ni resurrección, ni el Padre Eterno. Se ubican en el fondo, se agitan, se levantan, no toleran la energía que hay ahí. Observan desde lejos. No se pueden acercar. Y ya no son solo de parte del pueblo elegido de la serpiente, que pululan por estas zonas, sino que ahora también vienen de parte de la “Gran Ramera” (Ap. 17).

En este escenario de charlas y conferencias también aparecen muchos jóvenes con sus temores que esconden: miedo a sentir dolor, pero a un dolor particular porque es un dolor que viene desde la mente. Es el dolor mental que sufren cuando deben desprenderse de las viejas fórmulas, los viejos hábitos, las viejas concepciones, que se fosilizaron en lo más bajo de sus memorias como raciocinios estandarizados. Dolor que nunca podrá ser esquivado ni evitado, porque la evolución o el ascenso punza al hombre de tal modo que más tarde o más temprano tiene que sufrir la angustia de liberarse del pasado, del hombre viejo. Así, huyen de sus problemas escapando profusamente de su verdad interior, buscando hacia fuera en la Cienciología, en la meditación, en su música, en la ingestión de plantas, en las drogas o en el alcohol.  Nunca solucionan sus problemas porque buscan escapar de ellos, sin tener la fuerza y el coraje de tomar decisiones definitivas.

Son legión de jóvenes también que creen saberlo todo, que viven en un mundo imaginado por ellos mismos, donde conocer el plan infernal y la invasión no es excusa para salirse de ella. Imaginan seres de luz y ángeles que los acarician y sostienen en su vida de vicios y egoísmos, en su existencia de placeres y muerte. Hablan de Illuminatis, Nuevo Orden y reptiles, pero su mayor enemigo es el orgullo. Reprochan al maestro que fue ejemplo, niegan valores que fueron admirados, ríen de la lengua en toda lengua y fabrican estúpidamente motes que creen que perdurarán y les perdurarán, en sus “sublimes creaciones aplaudidas”! La mediocridad que calzó su cetro en el comenzar de la hora 10, reinará hasta el humo magno y el Grito. Luego será la confusión y el derrumbe y ¡Luego OM!” (BSP 1971).

Y llega en algunos la confusión y la duda de lo que parecía ser la verdad. Es ahí donde el hombre reconoce su error y comienza a visualizar su existencia. Porque muchos jóvenes también comprenden y de a poco despiertan del polvo de la tierra. Porque es la juventud el sector mas atacado; él es el exponente de la publicidad, de las películas, de la imagen convertida en objeto sexual dentro de la mente humana. Son ellos los que son guiados más profusamente en la enfermedad del desequilibrio colectivo de los más bajos pensamientos. La juventud es la más dañada en estos tiempos finales, tal como lo muestra Parravicini en su gráfico porque es el hombre manipulado desde Éfeso, y esa omnívora y perversa Kundalini, del mundo metafísico de la lujuria escondida en lo más bajo de la razón, destroza generaciones enteras que no pueden levantarse porque sus memorias pesan demasiado, y esos jóvenes desde sus mentes ya no pueden mantenerse en pie.  

Pero mien­tras los espíritus más débiles se entregan de pies y manos cada vez más a la burbuja voluptuosa del goce sádico, los que tienen la valentía y el coraje de escuchar la voz que fluye desde adentro se buscan y encuentran. Aparecen y se unen como hermanos que no se fragmentan en el final del momento donde su cumplen todas las profecías. Ahí se ve la verdadera fuerza de las personas; no en sus gritos, en sus muecas de músculos presuntuosos o en su carácter aparente. Porque mientras la mayoría se degrada voluptuosamente en la “búsqueda de un dios imaginado por él, dentro del absurdo, dentro de obnubiladas conjeturas que no siente más impacta” (BSP 1969) se sobrepone una minoría poderosa e inteligente, que se sirve de su impulso y energía para transformarse en fuerza creadora.

Por eso, esa minoría es la que produce los cambios y no son solo jóvenes, aunque la profecía dice que llega el momento, llega ya el día y la hora de la hora en que “La nueva juventud que grita quedará en el grito. Conocerá el vacío de la ceguera. Mas llega ya el día en que verá  y será caminante… de ¡Cristo!” (BSP 1972)

Juventud que se levanta paulatinamente en el momento de las tres horas, claves para comprender el momento final. Horas y tiempos que en repetidas veces se han señalado como la hora 10, 11 y 12, en la que la 1º hora es 2010; hora 11 es 2011 y hora 12 como el año 2012. Sin embargo:

Detente Caminante! Detén tus pasos, observa y medita… porque llegó ya la epidemia de la ira incontenida, llegó ya la violencia descontrolada, llegó la agitación – Llegó la era de la incomunicación, del antiamor, del odio, del desprecio, de la persecución, del asesinato, de la muerte en la muerte de la HORA DIEZ en el llegar de la ONCE” (BSP Sin fecha).

Por esos días nos alcanzan en auto hasta la terminal del pueblo para partir a nuevo rumbo. Nos llama la atención la estampita de Sai Baba colgada y nos causa rechazo. En estas zonas existe un pequeño movimiento que promueve su adoración y hasta se distribuyen libros de sus enseñanzas. Unos pocos lo defienden aun, a pesar de su olor inconfundible haciendo cumplir las palabras de Jesús Porque se levantarán falsos Cristos, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos”. Y lo hacen, porque buscan las apariencias y los sentidos, no buscan su verdad interior sino la adoración de ídolos y hombres que dicen ser aquel que viene por 2º vez. Es tal el rechazo que nos genera su imagen que tomamos la estampita, la damos vuelta y la ponemos de cabeza hacia abajo. Y esa es la última adoración a este demonio que vemos en sus días de vida. Porque a los 6 días llegan noticias desde la India, y muere Sai Baba inflado de crímenes, violaciones, vicios y adoraciones.

Abril también es un mes de noticias desde el sur. Porque llegan los chinos con sus inversiones y los gobiernos provinciales les abren la puerta ignorando que es la muerte. Ya cuentan con Sierra Grande, donde intentan exportar hierro para abastecer de metales a su industria y armamentística. Ahora van por los valles, donde pretenden establecer sus empresas exportadoras de alimentos junto con aeropuertos privados, y toda una infraestructura que termina convirtiendo a la Patagonia en zona sensible para la soberanía alimentaria de los adoradores del dragón, que aun está dormido pero a punto de levantarse.

En Santa Cruz el conflicto petrolero vuelve a aparecer y comienzan los atisbos sindicales, porque al poder del gremio de los camioneros, ahora se suma la puja sindical en el petróleo que decide el humor del país que se queda sin combustibles. En los medios del sur, ya se habla de los porteños que consumen todo el crudo y que no les interesa el sur, que independiente podría superar económicamente incluso al resto del país. División que en realidad siempre se invocó, pero que la situación actual hace y hará que existan cada vez menos reparos en hablar de ella.

División que termina provocando guerra interna en el país, fragmentando y partiendo a Argentina en dos mitades como quedó dibujado por Benjamín Solari Parravicini en tantos de sus dibujos, pero secesión que se termina levantando en andas por el Hombre Nuevo, al que Benjamín Solari Parravicini llamó “Geón”.

“En la Argentina muere el mal, el desamor, la falta de equidad y la holganza. Argentina será en el final de la prueba” (Bso 1968). Dibujo en el que se representa a los dos bandos como dos criaturas, en donde una de ellas parece formar con su cara el “3”. Ambas entidades que están siendo alzadas por el Hombre Nuevo sin cabellos de pensamientos viejos, que aparece al final de la Gran Prueba:

“Llega el Nuevo Hombre al mundo tierra, será cerebralmente computado, de físico titánico y de belleza ancestral. ¡Geon será electrónico! Termina ya la grande prueba” (BSP 1968)

Y es el GEÓN el nombre que el profeta argentino le da a este nuevo hombre que poblará este lugar del vastísimo universo, con los componentes necesarios para su optimo desarrollo mental-espiritual, que logrará alcanzar nuevos y altos niveles de consciencia en su camino hacia el movimiento universal de la Gran Consciencia Cósmica Creadora.

 

“En el final de la prueba llegará el superhombre hijo del nuevo gene. Llegará el hombre astral y será sin ser. Hablará sin hablar. Se trasladará sin traslado, y sabrá sin aprender.

¿Será el hombre de Plutón? ¿Será el hombre de Ganímedes?

¡No!  Será el hombre Tierra, Geon”

(BSP 1967)

 

Abril del 2011

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Mensaje Orlado N°4

En el Valle

El sol está fuerte en estas latitudes así que decidimos partir temprano. La idea es caminar hasta la policía caminera que está en las afueras de la ciudad y ahí, hacer dedo hasta que alguien nos lleve al próximo destino. Son 3 kilómetros desde donde estamos, y con el pasar de las cuadras nuestras mochilas se vuelven cada vez más pesadas. El calor sofoca y no hay árboles así que apuramos el paso lo más que podemos.

Ya en la ruta, el cuarto auto que pasa se detiene y ofrece llevarnos. No han pasado dos minutos desde que llegamos, así que ésta se convierte en la ocasión más rápida en que me han levantado, incluyendo rutas de Argentina, Chile, Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia. El conductor abre sus puertas con una sonrisa, acelera y ya estamos viajando por la inmensa llanura patagónica. Atrás quedaron muy a cuentagotas, los que viven al futuro y tienen respuestas coherentes a los asuntos que los afligen.

El paisaje se vuelve más verde, y los ríos y cursos de agua comienzan a decir presente. Aparecen grandes fincas, y los frutales se extienden hacia el horizonte: son infinitos casi los manzanos, perales, durazneros, ciruelos, viñedos, etc. Frutos enormes, que beben y beben del inagotable néctar cristalino que baja de los andes. Nos enteramos que falta mano de obra para la cosecha y que a veces muchas toneladas de los frutos maduran y se pudren en el suelo. La mies es grande en esta zona del sur, y los recolectores siguen siendo pocos.  

Así lucen hoy estas tierras que serán abrazo en el futuro para el “que sufre en quemazón – para el sin hogar – para el huérfano niño – para el que hambre padece – para el desposeído – para el anciano, para el enfermo -para el que nace – y para el que deba nacer en este lugar de promisión”. Y veo al futuro el alimento desde esta zona embarcándose en grandes conteiner y enormes barcos para calmar “el hambre que caerá en occidente” – y también en- “Oriente –que- no aprenderá y caerá en hambre” (BSP 1938).

Y el dilema alimenticio que ya comienza a asomar, no solo por sequías, transgénicos y caos climático, sino porque en esos días llegan noticias de Japón y hay sismo y contaminación radioactiva como lo presagio también Rasputín: “Los venenos abrazarán a la Tierra como un fogoso amante. Y en el mortal abrazo, los cielos tendrán el hálito de la muerte, y las fuentes no darán más que aguas amargas, y muchas de estas aguas serán más tóxicas que la sangre podrida de la serpiente. Los hombres morirán a causa del aire, pero se dirá que han muerto del corazón o de los riñones… Y las aguas amargas infectarán los tiempos como la cicuta, porque las aguas amargas alumbrarán (presagiarán) tiempos amargos”. “El alimento, en este tiempo, será cada vez más escaso, porque todo estará envenenado. Los graneros estarán llenos, las fuentes darán agua fresca, las plantas darán frutos; pero quien coma de aquel grano y beba de aquella agua, morirá; y quien coma de aquellos frutos, morirá. Sólo los alimentos recogidos por la generación precedente no llevarán la muerte…”

Las fincas se empequeñecen y se compactan cada vez más, convirtiéndose en barrios, y luego, en una vasta ciudad. Ya hay semáforos, bocinas y autos y más autos. Nuestro viaje termina, y agradecemos profusamente a este buen hombre que nos trae. Tenemos conocidos que nos pueden ayudar, así que hacemos unos llamados y las cosas comienzan a moverse. Eran las 4 de la tarde y no habíamos almorzado. Vamos a ver que podemos comer en un restaurant pero era muy caro. Antes de irnos, un hombre sentado me toma del brazo y no me suelta. Ha tomado algunas cervezas pero no es agresivo. Insiste en que comamos con él y que invita. Quería compañía para hablar de su vida, y hacemos lo que podemos para escucharlo mientras comemos. Una situación similar me ocurrió con un hacendado colombiano que en la ruta a Medellín me invitó a comer. Esta vez, a diferencia de aquella, el tiempo y las metas son distintas, así que nos despedimos rápidamente, por supuesto agradecidos con el gesto.   

En las noticias no es solo Japón, porque ahora llegan informes de Siria y asoma la guerra.  Mientras tanto el Oriente se levanta y ya son noticia los heridos, gases lacrimógenos, balas, manifestaciones, incendios de edificios y enfrentamientos violentos. El fuego se alimenta y extiende y Parravicini pareció presagiarlo: “Oriente se levantará para el 65- ¡Después el Caos!” (BSP 1938). Nuevamente el 65, nuevamente la cercanía del 66, nuevamente los números que desconciertan porque así fue diseñada la profecía desde lo alto.

Por eso, los símbolos de cumplimiento van dando la pauta de los acontecimientos y no las fechas que estratégicamente están cambiadas en Parravicini, como quedó dicho por los navieros azules: “Habrá un compás de espera para el hombre. Es el tiempo que corresponde a la mal calculada cronología vuestra. Tenéis un largo tiempo de error esto de alguna manera ha servido para “proteger” las Profecías, para que sea difícil situarlas en el tiempo, y lograr así una interpretación más precisa” (Mensaje pleyadino).

Y ese “tiempo de error” parece achicarse cada día más, y ya no hay tiempo…  Porque Oriente ya se levanta, y el fuego arremete desde abajo, como lo muestra el gráfico, y se eleva hasta llegar a su punto culminante donde convergen todas las profecías: La cúpula que representa la mezquita de Omar. El fuego está cada vez más próximo al lugar que origina la guerra de las guerras y “¡Después el caos!” que ya no se puede detener.

Y la fecha se acerca no solo porque 65 (6+5) da 11, sino porque los números concuerdan con los acontecimientos que comienzan a sentirse en el mundo: “Tormentas. Ciclones. Inundaciones, terremotos, pestes, enfermedades desconocidas. Revoluciones; Guerras. ¡Caos! El 66 comienza” (BSP 1940).”Llega el mal a la Tierra; el 66 será clave del principio del final. Aprestaos que el tiempo es corto y la humanidad ciega” (BSP 1937).

Aquí ya es otoño y los árboles cambian de color. En el camino encontramos a varios que hablan del 2012, los iluminati, la invasión reptil, los mayas, Parravicini, etc. Muchos de ellos no hacen la diferencia con la información que poseen y sus actos no se distinguen de las personas que desconocen lo que realmente pasa. Por eso ¿De qué le sirve “saber” a alguien lo que está sucediendo si su estilo de vida es igual al de alguien que ignora todo? ¿Dónde está la diferencia si el pensamiento, los actos y los hábitos de los que “saben” son un reflejo exacto al del resto de las personas del mundo?

Por nuestro lado, vemos que algo aparece en el cielo. Son puntos de luz plateada que palpitan, laten. Salen del sol del medio día y algunas se agrupan. Una de ellas desciende sobre el horizonte de manera extraña. Se menea como una hoja, muy suavemente hasta casi tocar el suelo, como si se desprendiese de una rama, y luego de un rato vuelve a remontar su vuelo hasta casi adentrarse en el mismo sol. Nadie en la calle las ve; todos van demasiado distraídos para mirar arriba y correr el riesgo de encandilarse. Su vuelo se mantiene durante largo tiempo y se nos hace tarde.

 

A 45 grados comienza la Prueba

La Argentina también comienza a agrietarse. Pero no son fisuras geológicas ni en el hormigón de alguna de sus centrales nucleares. Argentina comienza a quebrarse políticamente porque hay conflictos electorales y la ambición y el ansia de poder empiezan a aflorar en el país. En la Patagonia, “Modelo Chubut”, la lista del PJ Federal obtuvo el 37,8% (98.909 votos). Mientras que el candidato del Frente para la Victoria (Kirchner), quedó segundo con el 37,2% (97.358 votos). El kirchnerismo no reconoció la derrota y la elección ya generará fuertes conflictos.

El gobierno provincial ahora demarca la división con el poder federal, porque ya en su discurso separa ambos territorios, apelando a la corrupción de Buenos Aires y la honestidad del pueblo patagónico: “Capaz que están acostumbrados a ese tipo (de maniobras) porque viven de una historia de elecciones, sobre todo en la provincia de Buenos Aires, donde el fraude y hacer trampas eran moneda corriente. Pero acá es otra realidad, la gente es seria, responsable. Fue una elección seria y ganamos por 1.500 votos”, dijo el representante del Peronismo Federal, Mario Das Neves.

Y aquí no sorprende el conflicto que asoma, porque “¡Argentina comenzará en pruebas el 45!”, ya dijo Parravicini, y a 45 grados se encuentra la provincia de Chubut. Y cuando el Kirchnerismo no aceptó el resultado e instaló la idea de que hubo “fraude”, en Argentina se hizo un cumplimiento. Porque desde el sur acusaron al Gobierno Federal de no respetar las autonomías ni las decisiones de las provincias como publicó Clarín en estos días: “Los apoderados del justicialismo salieron ayer a denunciar la “bochornosa injerencia del gobierno nacional en las elecciones realizadas el domingo” y acusaron a sus funcionarios de “no respetar las autonomías provinciales ni las decisiones de sus pueblos(CLARÍN 27/03/11). Y son palabras contundentes y exactas al documento escrito hace 40 años:

“debemos llevar la miseria y la injusticia a sus últimos extremos, especialmente en los pueblos comprendidos dentro de la zona de Andinia, provocando desde la Capital Federal el arrasamiento de los derechos federales de las Provincias” (Plan Andinia)

Por eso la profecía fue clara: “¡Argentina comenzará en pruebas el 45! La flor y la tortuga -SION-, serán en Argentina en el 66” (BSP 1939).  

Y cuando este reptil cuadrúpedo llega a la Argentina, y sube a su nueva tierra es el momento en que el plan Andinia entrega su ejecución:

«Entonces, mis hermanos, aquí están los factores determinantes para que esos pueblos y esas Provincias, cansadas y hastiadas de tantas indignidades y de la más espantosa miseria, llevadas a sus últimas consecuencias, tomarán en conjunto la más tremenda determinación: romper todo vínculo con el Gobierno Federal,
proclamar su independencia como una Nación libre y soberana
”.

Frente a este macabro plan, ya llega el momento en que “La pureza en retiro y fatigada, debe ser alzada en andas. El bien en el bien del mañana espera, y aunque en fatiga more, no debe olvidar el mundo en perversión. ¡Baje a él! ¡Mézclese en él! ¡Entréguele la palabra, sin temer a la mofa. Entre en sus vicios. No por ello la pureza será en extravío, no por ella palidecerá ¡No! Sea su luz, LUZ y será mayor” (BSP 1972). Porque ya es el momento de la Luz mayor en el oscurecimiento, de la hora de “la Gran Prueba” donde todos sin salvarse uno son puestos a prueba, en su amor, en su voluntad, en su inteligencia, en su consciencia, en su apremio, en su coraje, en su valentía, en su integridad, en su fuerza, en su resistencia hasta el final, en el no decaer, en el seguir adelante, en el enfrentar cara a cara al ignorante, porque:

“Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa”.

 

Marzo del 2011

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Mensaje Orlado N°1

Partimos

Con lo justo, con lo que llegó a nuestra mano: el viaje se planificó desde el bajo presupuesto, y no es la primera vez ni seguramente será la última. Por eso, el recurso más a mano para cualquiera que emprende este camino es tomar su mochila, colocar lo indispensable y necesario, y tomar la decisión de ir hacia adelante sin importar los medios materiales ni el camino a andar. Salir a los caminos es considerar que también contamos con otros recursos, como nuestra inteligencia, nuestra voluntad, y por sobre todo, con nuestro corazón en el pecho.

Porque es salir dispuesto a vencer al primer poder, la cabeza de oro. La maldita economía con la que nos enfrentamos a diario, la que busca figurar permanentemente haciéndonos acordar de que “todo sale…”. La que como daga nos apuñala el pensamiento, como cabeza de oro justamente, ya que para moverse en este sistema de cosas “no podemos prescindir de ella”, nos imputa.

Salimos con poco equipaje sobre la espalda, como el caracol que no lleva más que lo que puede cargar. Con la intención de ir con calma pero a paso firme, porque el tiempo en el que nos encontramos así lo exige. Ya era la hora de salir a hablar y de entregar la palabra, tal como fue escrito para el País al Norte del Sur: “¡La hora fue señalada! ¡El tiempo fue medido! ¡El tiempo ha llegado!”

Y fue en esos preparativos que nos encontramos con una psicografía que en particular nos llamó la atención. Porque nos habla de la Cruz Orlada, de la nueva cruz, de su nacimiento. Y el personaje de frente, marca un círculo en el cielo. Es una de las tres horas: es este tiempo en el que caminamos hacia el nuevo rumbo. O sea, que la Nueva Cruz nace en esta hora, nos dice el dibujo.

Y el personaje de reverso carga algo en su espalda. Es una mochila. Pero no es cualquier mochila. Es un bolso grande, que le llega hasta la nuca. Se asemeja a un mochilero con su gran carga en la espalda. Y su pie levantado también nos habla, nos dice que el personaje está en movimiento: está caminando. Pero no es un mochilero que se dedica al turismo o a pasear por el mundo, sino a entregar la verdad de la nueva cruz. Allí está la particularidad de este nacimiento, que se vuelve profecía…

Publicado en Uncategorized | 5 comentarios