Mensaje Orlado Nº 14

El Clarín del Nilo de La Plata

 

A medida que se deja el interior y se acerca la capital de Argentina, se comienzan a sentir los tentáculos invisibles que intimidan y amedrentan energéticamente a los recién llegados. Ya desde su periferia, se perciben en las miradas que se vuelven más interrogantes y astutas; en la especulación por el dinero que se exuda y presiente en el movimiento de las manos apresuradas; se agita el movimiento humano en la velocidad que se imprime en los pasos apurados que empujan ahora al recién llegado, a seguirlos en su ritmo indefinidamente.

Es la megápolis que cae sobre el cuerpo y la mente, que desde la periferia, ya comienza a sentirse paulatinamente en su lucha por adentrarse en el pensamiento. Por eso, cuando recién se llega, uno no puede olvidarlo ni extraviar su brújula. De perder ese horizonte azul, cualquiera se vuelve parte de esa vorágine físico-energética de fluidos mentales, y cae inconscientemente en sus fauces. La Consciencia debe estar vigilante para no convertirse en comida espiritual que se digiere lentamente en los estómagos de esas avenidas congestionadas.

Así, Buenos Aires consume los tiempos de los millones de habitantes que viven en sus calles y arterias. Los devora al no poder llegar puntuales a sus destinos, cuando los hombres se atascan allí, y viven en los coches, en los buses, o en los subtes. Así de fácil, la gran ciudad les come sus mañanas, sus mediodías, sus tardes y sus noches de sueños irrealizables.

Es necesario caminar unificado con su Ser Interior para no caer en ese laberinto de diatribas mentales y pasiones que se extienden fragmentadas, hacia donde alcance la vista. Es allí donde se encuentran los símbolos que dan la pauta de los acontecimientos, porque aparece la misma imagen de Nueva York en las plazas de Buenos Aires, aquella estatua construida por los masones franceses que cayó en territorio estadounidense convirtiéndose en su símbolo cardinal. Es aquella Gran Ramera del Imperio, mujer que se convierte en Reina de las aguas, con su antorcha egipcia ahora en Buenos Aires, convertida en la Reina del Río de la Plata, el Nilo argentino que transforma a esta mujer en faraona de las aguas. Es la que aparece “flotando sobre el mar de destino humano y las naciones como reventadas de ella. La eterna cortesana comercia y coquetea con todos, veo gran agonía y destrucción en nuestro futuro, porta la llama de la guerra de ciudad en ciudad…” (León Tolstoi en 1910).

Con ella aparece en la escena pública, la eterna cortesana, queriéndose inmortalizar para siempre en el poder. Coquetea con todos para perpetuarse indefinidamente; trae división y la guerra de ciudad en ciudad… Porque muchos creen que la mayoría de las profecías se han cumplido en la Argentina, pero no se ha entendido que el momento que se avecina es el de mayor caos en su historia.

 

El Clarín de la guerra cual trueno, en los campos del sud resonó

(Profecía de 1813)

 

Y no existe guerra de ciudad en ciudad, si antes no se abortó una profunda división para darle sustento. “Buenos Aires escuchas… Argentinos ¡TINO! Gobernarán militares”, dice la profecía de Benjamín Solari Parravicini de 1939, que nos muestra el Clarín, que arroja sus aguas contaminadas hacia la provincia de Buenos Aires, vomitando sus proclamas de gobiernos de facto a sus lectores. Porque muchos creen que el Clarín es sólo un diario, acusados sus dueños de golpistas, de apoyar a la dictadura y de apropiarse de niños. De hecho, el Clarín fue uno de los grandes beneficiarios de los gobiernos militares y hoy es el diario de mayor tirada nacional. Por eso, hablar de Argentina sin mencionar a Clarín, es caer en un inocente engaño. Esta es la falsa trompeta, y el himno ya lo anunció en su profecía desde antaño, llegando el combate al soplar con fuerza: “el Clarín de la guerra cual trueno, en los campos del sud resonó”. Porque este grupo económico es el principal enemigo y oposición al Gobierno. Pero a la vez es uno de sus socios más favorecidos, demostrando la falsa división que separa a los argentinos. Porque tanto Clarín como el Gobierno, son unidos en Monsanto y su política del glifosato y transgénicos. Ambos son socios en el monopolio de la televisión por Cable, siendo el Gobierno quien avaló la compra de su competidora. Ahora, gracias a los Kirchner, la operadora de televisión por cable Cablevisión y su principal competidora, Multicanal, son parte del Grupo Clarín, que con eso se conforma en el monopolio de la TV por cable más grande jamás visto. Pero Clarín también es parte de decenas de empresas como editoriales, emisoras de radio (cuenta con 140 radios y sus licencias), televisión, productoras de televisión, proveedores de Internet, telecomunicaciones, imprentas gráficas, correo tradicional y servicios de tercerización. Los principales diarios del interior son de Clarín. Las principales radios del país son de Clarín. Los principales canales de TV son de Clarín. Además, durante el gobierno militar y en complicidad con él, se hizo acreedor de Papel Prensa junto a otros socios, apropiándose de la papelera más grande del país, la única empresa que produce este insumo esencial para la prensa escrita, por lo que el control de la empresa representa virtualmente el control de la información gráfica en Argentina. También es socia de emprendimientos agropecuarios e inversor de los mismos, ya que sus dueños son grandes terratenientes.

Y es el Clarín de la guerra… el que en sus páginas nos va guiando hacia el cumplimiento de la profecía. Porque ahora el Gobierno en silencio despliega militares en las zonas más pobres, y según nos dicen el Clarín y el Gobierno, su acción es para hacer trabajo social. Y es la mentira compartida, porque ninguno de los dos dicen que lo que se prevé son brotes de protesta y conflictos sociales enormes, que ya se ven en los cierres de fábricas, los adelantos de vacaciones o suspensión de personal en empresas. Para muchos se vuelve difícil conseguir trabajo, y la inflación es un gemido oscuro galopante que dice… he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario…” (Apocalipsis 6).

Ya se vislumbra el hambre por el aumento creciente de la inflación, devaluando los sueldos que ya no alcanzan para la canasta básica que se vuelve inalcanzable, también por la expansión del monocultivo y los transgénicos, que merman la diversidad de alimentos y los vuelven más caros. Con el fantasma de la inflación vuelven los saqueos como en épocas pasadas, los cuales serán ensayos en comparación con lo que sobrevendrá al país a partir de esta crisis.

Y suena el Clarín de la guerra… que ya nos anunció lo que la masonería gesta. Es la infiltración anárquica que presagió Benjamín Solari Parravicini en los gremios, que producirán combates en las calles y rutas contra las fuerzas policiales, que desbordadas le darán paso al ejército para continuar la guerra, al pie de la letra como se describió hace 40 años: “En estas violentas represiones es de primerísima necesidad que sean utilizadas tropas de las Fuerzas Armadas, especialmente de Ejército, porque eso producirá el enfrentamiento con el pueblo, llevándolo al desprestigio. En consecuencia, provocará el debilitamiento moral de sus integrantes. Un profundo proceso de desintegración a que serán sometidos por vía del Gobierno, provocando sucesivos enfrentamientos en sus senos, con lo que se logrará la caotización de sus cuadros y la corrupción de su disciplina, llegando así al más mínimo nivel de rendimiento y eficiencia” (Plan Andinia).

Llega el caos social, como también lo anunció hace 30 años, el colombiano Rojas Galvis en sus profecías, cuando visualizó lo que comienza a asomar hoy: “En Argentina, día tras día las necesidades se hacen más apremiantes. Los trabajadores ganan lo mismo y los precios suben de manera exorbitante, descompensando el presupuesto familiar. La manutención de los hijos se hace más difícil. Los alimentos escasean, o aparecen en los supermercados rotulados con precios inalcanzables. El combustible para los vehículos parece esfumarse y el poco que hay es necesario comprarlo a precio de oro”, como el Clarín de la guerra ya exclamó.

Mientras tanto, la expansión de la soja extiende cada vez más el monocultivo, dejando a campesinos sin trabajo y enfermos por las fumigaciones de glifosato. La economía pende de un hilo, que ante los vaivenes de la soja, se cae abruptamente paralizando al país, como el Clarín ya lo anuncia, y también la profecía de Rojas Galvis que prosigue: “El campesino busca la ciudad pensando que allí encuentra más estabilidad, quedando los campos vacíos. La agricultura se va a pique y en gran parte el renglón de la ganadería.

Las solicitudes de empleo a las fábricas se hacen cada vez más abundantes, sin existir la oportunidad de vacantes, ya que muchas empresas tienen entre sus proyectos dejar cesantes a gran número de trabajadores, especialmente los de la industria automotriz”.

Paulatinamente, el Caos se va adentrando en la realidad del país, como un río que eleva el nivel de sus aguas, y los ánimos se vuelven obstinados y la eterna cortesana cumple el símbolo de Tolstoi, “porta la llama de la guerra de ciudad en ciudad”.

La profecía prosigue: “Ante la avalancha de difíciles situaciones, el pueblo se lanza a las calles, con el único propósito de presionar al gobierno para que frene la ola alcista y especulativa, la que cada día se hace más insoportable. El ramo del transporte amenaza con un paro general ante la inseguridad que se pasea por las calles, ya que muchos vehículos son incendiados. Los choques del ejército no se hacen esperar. Los estudiantes se unen al clamor general, hasta tal punto, que la situación se convierte en el Caos más grande de la historia del país”. (Trascendentales profecías. Jairo Hernando Rojas Galvis. Ediciones Hombre Nuevo. Bogotá – Colombia. 1980)

Comienzan los enfrentamientos y no sólo entre sectores sociales y fuerzas del Estado, sino que aparece la nueva fuerza de choque del Gobierno, para romper las protestas opositoras. Es la estrategia del fascismo, los famosos “camisas negras”, que ahora, se visten con los mismos objetivos políticos pero con distinto nombre, como también lo graficó Solari Parravicini en 1972, hablándonos de esa fuerza de choque, que es la “V” iolencia y “C” de la CámporaCristina.

 

 

Egiptópolis

Mientras la gente pierde su tiempo escuchando a los nuevos falsos mesías espirituales que traen en oleadas al Egipto porteño desde la oposición como del Gobierno, ahora éste último a su nuevo frente de batalla llamado Tecnópolis, en el país asoma de forma literal el cumplimiento profético.

Ahora, el Clarín de la guerra nos dice… que Cristina es la reencarnación egipcia del gran arquitecto del maso-SION, de esa organización infernal encargada de llevar a los pueblos al máximo grado de injusticia y desolación, para que acepten finalmente el Nuevo Orden Mundial. El Clarín ahora confirma lo escrito desde el 2010 en el libro “La Vista del Ciego”, cuando se nos dijo en la profecía de Solari Parravicini de 1940, “Egiptóloga en Argemto”, para ser interpretado hoy. Es en la boca de Tolstoi, la eterna cortesana flotando sobre el mar del destino humano, mar que se vuelve en Argentina el Nilo de la Plata.

Ahora la profecía de Parravicini es más exacta que nunca. Y la nota del Clarín es el símbolo que los ocultos esperaban para salir de sus cuevas, cuando la gran Hoz del comunismo asoma hacia su pensamiento y llega finalmente el comunismo judaico, que es la versión materialista y deformada, contraria al Comunismo Cristiano del cual habló la  profecía de Parravicini. Así, de la mano egipcia llegamos a una sociedad comunistada, igualada para abajo, embrutecida por el alcohol, las drogas, la manipulación mediática y gobernada desde arriba por una casta faraónica que se perpetúa en el poder, siendo millonaria y aglutinando todas las riquezas en sus manos, que es en suma la política del Nuevo Orden Mundial.

Una sociedad egipcia, donde los faraones gobiernan como poderosos sobre el pueblo oprimido, el cual ve inocentemente realizarse la justicia en sus gobernantes que pasan a ser dioses en potencia. Es la creación de una sola casta gobernante, con dominio sobre la población como súbditos de ellos, lo que sería más claro: esclavizar a los considerados inferiores.

Sociedad gobernada con el miedo, como el falso dios del desierto les enseñó a los judíos, cuando salieron justamente de Egipto. Así, el comunismo mosaico se concreta en Argentina, sin que las  personas se den cuento de ello, porque llega LA HOZ COMUNISTA despacio como la tortuga, tal como el profeta Benjamín Solari Parravicini lo denunció con claridad hace 70 años, motivo por lo cual se ganó el odio y el rechazo de los seguidores de la serpiente de SION. Comunismo mosaico que ya se observa en sus 10 cuernos que son:

1-      Asistencialismo social al extremo, para generar dependencia económica al Gobierno.

2-       Creación de grupos de choque, como La Cámpora, financiados y figurados como “planes sociales”, para presionar y  agredir los intereses contrarios.

3-      Creación del grupo “Vatallones”. Los presos, a su vez, consiguen la libertad más rápidamente ingresando al movimiento “vatallones”, con lo cual el poder político consigue para sí, grupos sumamente violentos y experimentados en ámbitos de delincuencia, asesinatos, narcotráfico, etc. Delincuentes antes dispersos o reformándose, ahora son reclutados e incorporados como agentes políticos afines a sus intereses.

4-      Expansión del empleo público, en cargos del Estado, dependientes a su vez del poder político que utiliza a los trabajadores para su apoyo, con la amenaza de dejarlos sin trabajo.

5-      Dependencia de los medios de comunicación con el Gobierno. A través de la publicidad oficial se logra tapar las voces que hablen del sionismo, Nuevo Orden, la masonería, la verdadera trama escondida tras los velos del poder. La prensa se autocensura para no quedar en la ruina económica.

6-      Desaparición de la clase media. Impuestos sobre los salarios con fines de confiscación, de forma progresiva. Los ricos siguen siendo ricos, los pobres pobres, y la clase media se nivela para abajo, no sólo en sentido económico sino como sector sociocultural, esto es, desaparición de la familia, generación de desamparo, miedo a caer más abajo aún, instauración de consumo como única meta, arte corrompido, fútbol para todos, bailando y cantando por un sueño, etc.

7-      Aprobación del matrimonio homosexual. El Estado se convierte en “plurisectorial”, donde no existen Leyes de Creación, ni existe lo bueno y lo malo. Todo se reduce a un juego de “respeto y libertad”. Pronto llega la pedofilia legal. Se crea el tercer sexo en escuelas y televisión. El gobierno encuentra en el público homosexual otro punto de apoyo que cuenta con grandes recursos económicos, que defenderán al “Comunismo Judaico”. Se persigue judicialmente a los que se oponen acusándolos de discriminación. Se frena cada vez más los embarazos, y la reproducción es mediante vías artificiales.

8-      Aprobación del Aborto. La muerte y el asesinato llega a los vientres maternos. La mujer sigue siendo un objeto sexual por la imagen constante de la televisión que la prostituye y la idealiza bajo ese concepto, y a nadie le preocupa esta verdad. El sexo se convierte en un placer efímero, y sus consecuencias son pagadas por las incipientes vidas que son asesinadas violentamente de muchas formas. Se crea una industria que depende de las células de los fetos, y se genera la necesidad de proveerse diariamente de estos cadáveres. El aborto se festeja como camino hacia la liberalidad. 

9-      Creación de una oposición figurada. La gente busca en el grupo Clarín, en los medios tradicionales, en los partidos opositores, una alternativa al comunismo Judaico. Todo es una trampa. Así, se encierra en su juego a la gente que pierde la posibilidad de encontrar la verdadera causa espiritual de los problemas. Es la estrategia de Gog y Magog, la maldita sinarquía, con la cual atrapan el Pensamiento humano desde antaño en la materia.   

10-  Reforma de la Constitución. Finalmente, se cambian “los tiempos y la ley” (Daniel 7:25), como preámbulo del Nuevo Orden Mundial. Todo lo postulado se hace Ley, mientras que la casta gobernante se hace “eterna”… La eterna cortesana, la egiptóloga, comienza su gobierno egipcio junto a su séquito, como dioses oscuros de su falsa realidad, y una nueva clase de esclavos se postran a sus pies, recibiendo sus migajas como premio. 

Porque la profecía de Parravicini de nuevo es exacta en su aplicación y  concatenación con la realidad actual, cuando nos dijo de la Careta: “Sobre la nueva constitución argentina, rotas las normas anteriores se levantará la más alta montaña de malignas figuras. Todas tendrán que esconder sus fines ocultos detrás de fingidas caretas” (BSP 1940).

Y es duro para muchos aceptar esta realidad, ya que sólo ven la superficie de los cambios, creyendo que muchas de las medidas tomadas son una avanzada hacia la igualdad y la justicia. Pero no, porque ya se ve el pacto del Gobierno con los transgénicos, del cual ni la izquierda ni la derecha hablan. Como lo anunció optimistamente el Clarín de la falsa división, cuando anunció las inversiones millonarias de los promotores del glifosato y los transgénicos, a la cual también se refirió la faraona del Nilo de La Plata en uno de sus discursos: “La inversión de Monsanto es importantísima también y va a ayudar a la concreción de nuestro plan, tanto agroalimentario, como nuestro plan también industrial. Y me decía, hoy, su titular que les había impresionado mucho el apoyo que nuestro Gobierno estaba dando a la ciencia y a la tecnología. Tengan ustedes la certeza que vamos a seguir en la misma línea (…) Y tenemos también agua en la Patagonia…”

Es en efecto, un pueblo sometido y embrutecido por el materialismo y la apariencia, los lujos y la prostitución, donde la desigualdad sigue existiendo cada vez más fuerte, donde nadie recuerda su Espíritu y su Ser, mientras los faraones viven en la más holgada opulencia de sus millones. Es la mentira, porque no existe distribución de la riqueza al “estimular el turismo nacional”, mientras los gobernantes tienen casas y mansiones en Punta del Este o en Miami, demostrando su propia contradicción al vestirse de lo que les hace falta.

Esa es la postura de la careta, que presagió Parravicini. Es el experimento que los oscuros seguidores del Talmud buscan aplicar en Argentina, ya que por su condición de clases medias extendidas, diversidad de razas, culturas y naciones, elevado nivel de alfabetismo, grandes cantidades de sindicatos, desarrollo agrícola e industrial, población diversa y heterogénea, variedad de empleos y oficios económicos, les sirve de molde perfecto para probar las políticas que luego exportarán al planeta como “Nuevo Orden”. A partir de allí se extiende la experiencia a todos los países del Globo, el cual es “su tierra prometida”, como Parravicini también lo denunció en 1972 cuando nos dijo:

 “Argentina sufrirá la tormenta en pequeña. La que luego azotará al mundo. ¡Será ejemplo!”, sólo si genera una alternativa Espiritual a los problemas que la aquejan.

Y la tormenta es el Comunismo Judaico, que se extiende a las Américas Cuando la cordillera de Sudamérica tiemble temblará Buenos Aires y entonces comenzará el comunismo en América” (BSP 1940), y después azota con fuerza al mundo:

-“El poderío inglés será tocado en su más íntima cuerda. El comunista llega a ellos”. (BSP 1938)

-“Los reyes daranse al comunismo y el comunismo daranse a los reyes” (BSP 1940).

-“China comunista marcha al mundo” (BSP 1938)

-“La miss inglesa dejará sus maneras y será libertada y tomada por locuras mundanas que llevará a su país al comunismo” (BSP 1938)

-“El 14 de julio en Francia un día será comunista” (BSP 1938). “Cuando la tour Eiffel en París, se levante la bandera roja, Europa será comunista” (BSP 1938).

-“Comunist. Mundial obediencia” (BSP 1938)

Y es la trampa del ojo illuminati de la egiptóloga, que Parravicini denuncia, el cual se impone ahora con el comunismo judaico en sus pasos dictados desde 1776, que son en su carta magna: abolir la propiedad privada y la herencia con impuestos altos, tumbar las fronteras a punta de armas e instaurar un Nuevo Orden Mundial dirigido por ellos, como eterna casta de gobernantes mundiales.

Sólo en ese marco se entienden las políticas de impuestos cada vez más elevados en Argentina, que irán diluyendo con el tiempo las propiedades de las clases medias, de modo que sus inmuebles se volverán cada vez más pesados para mantenerlos por la cantidad de impuestos que tendrán, hasta que a las personas no les quede otro remedio más que venderlos por pocas monedas. Todo lo que han acumulado durante años se perderá, y ya no habrá a quién reclamarle, puesto que los poderes ya están en manos del Sionismo mundial. Así, las personas que aún especulan con sus bienes pronto sufrirán la tormenta de la pérdida, que se consumará cuando se despoje a las personas de sus casas, departamentos, quintas, ahorros bancarios y plazos fijos, antes sin ninguna utilidad, y que ahora pasan a las manos del pueblo elegido de la serpiente.

Con ello, comienza la guerra social y la bronca en Argentina, generada por la inflación, la pérdida de la propiedad, la devaluación, el fin de privilegios materiales de clase, etc. Comienzan la ira y el odio a manifestarse en los corazones aturdidos, y la respuesta violenta del comunismo judaico no tarda en llegar…

Fue en el caminar por las rutas de Argentina, cuando una persona se acercó y contó acerca de un diálogo que tuvo durante comienzos de los 70 con aquel ex presidente Alejandro Lanusse, quien gobernaba en ese momento la Argentina. El militar en aquel entonces le dijo: “Después de nosotros vendrá una dictadura militar de derecha que va a matar a todos los de izquierda (cumplido en 1976). Luego vienen los radicales (cumplido en 1983), luego los peronistas (cumplido en 1989), y después de todos ellos, un Gobierno Cívico-Militar de izquierda que va a matar a todos los de derecha”. En esencia, la versión de izquierda de la última dictadura militar, que viene a exterminar con violencia todo lo que se le oponga.

Parravicini ya lo anunció con claridad hace más de 70 años, sólo que el ciego de hoy no ha querido ver lo que se avecina, prefiriendo la comodidad de su vida y propiedad que ahora se verán cuestionadas en su privilegio por la hoz y la serpiente. La Argentina debe ya prepararse a sufrir. Tendrán unos mandones que la reducirán a un comunismo de corte fascista. La muerte correrá por su calles y caminos” (BSP 1938). Así Parravicini de  nuevo pone el acento en la mujer, con el gorro frigio sobre su cabeza, la serpiente y la Hoz comunista.

Pero este sufrimiento se da sólo cuando el hombre está confusamente atrapado en la materia, y cuando entrega su vida a ella olvidando buscar respuestas a las preguntas trascendentales que su Voz Interior, ya acallada, exclama desde el mismo momento de su nacimiento. Por eso, la clase media también debe aprender a buscar un horizonte distinto al del consumo. Debe buscar algo más que lo que le ofrece el sistema, tanto capitalismo como comunismo. Debe buscar su verdadera esencia, debe buscar… su Espíritu.

Porque si esas personas encontraran profundamente la respuesta a la más sencilla de todas las preguntas: ¿qué es el Espíritu? encontrarían la solución a todos los problemas que los aquejan, en esa simple comprensión de su propio Ser Espiritual, que no es ni mantras ni meditación, que no se limita a vociferar infantiles interpretaciones bíblicas, ni a escuchar repetitivamente los sermones dominicales muertos y sin fruto. Espíritu que no está en el consumo de libros de autoayuda ni de metafísica, ni en viajes a la India, ni en la adoración de maestros, ni en cerros corrompidos por abducciones, ni en túnicas blancas y falsas vestiduras. Verdad que asoma cuando los actos de las personas se vuelven equitativos y justos, cuando la sabiduría se convierte en perfección que no toca la muerte, cuando el Hombre conoce y aplica La Ley que es él mismo en su Perfección. Sólo así llega la Verdad a la clase media, y con ella al resto de las clases, como la Voz Celeste nos advirtió: “Y tú… Obrero y Trabajador; no os dejéis tentar por el oro de ilusión” (Profecía de los 9 tiempos).

Canibalismo porteño

De nuevo las calles de Buenos Aires aglomeradas de gente. De nuevo los saqueos y las persecuciones visualizándose en el horizonte. Porque así también comenzó su historia la gran ciudad, con saqueos y malones, con persecuciones y muerte, con encierro y canibalismo.

Fue en 1536, cuando Pedro de Mendoza fundó el Fuerte de Nuestra Señora de la Esperanza, la actual Buenos Aires, y delegó el gobierno en Ruiz Galán para partir de regreso hacia España.

Durante catorce días consecutivos, salvo uno, los indios querandíes no cesaron de proveer carne y pescado a la población que así lo necesitaba. Hasta que un día cansados de la arrogancia y las injusticias, los nativos desaparecieron y dejaron de alimentar a los invasores que sólo se aprovechaban de su buena voluntad. Por ese gesto, la respuesta de los españoles fue más violencia y persecución.

Pero muy pronto, la ciudad fue sitiada y atacada por miles de indígenas hastiados del desprecio, las violaciones y el maltrato soberbio. El hambre y el encierro empezaron a aquejar a los españoles, hasta que la situación ya no dio para más. “Tres españoles fueron ahorcados por haber sacrificado y comido un caballo a escondidas. Ni bien se los había ajusticiado, y cada cual se fue a su casa y se hizo la noche, aconteció que en la misma noche otros españoles cortaron los muslos y unos pedazos de carne del cuerpo y los llevaron a su alojamiento y comieron. También ha ocurrido que un español se ha comido a su hermano que estaba muerto.”

Finalmente, los sobrevivientes, debieron abandonar el fuerte “La Esperanza” a comienzos de abril de 1541, ordenando la completa despoblación de la zona. A sólo 5 años de su nacimiento, con esa memoria de canibalismo, la primera Buenos Aires dejaba de existir.

Canibalismo que ahora regresa, de la mano de la sobrepoblación urbana, de la visión corta y del individualismo porteño, como anticipó la profecía de Parravicini: “Hambre. El hombre devorará al hombre. El mal se extenderá al mar y las Américas…” (BSP 1939).

Pero el hombre también se devora a sí mismo por pobreza espiritual, por carecer de todo sentido de su Verdadero Ser. Ahora a causa de su ignorancia, la ciudad se devora a sí misma en escenas de denigración sexual, hundiéndose progresivamente por los abismos del primer chakra. Porque si aquella primera Buenos Aires, fue destruida sobre todo a causa de las aberraciones sexuales que cometían los españoles contra las mujeres nativas, ahora la situación no difiere en nada, cuando vemos la prostitución alabada, la mujer de nuevo como objeto sin espíritu y consciencia, la homosexualidad legalizada, encadenada toda esta situación a la postulación de la ciudad como “capital Gay” y ahora también a la par como “Capital de la espiritualidad”.

Ahora Buenos Aires y Argentina se corrompen de la mano de los nuevos maestros espirituales, de los nuevos anticristos que surgen sobre la faz de la tierra, que niegan al Corazón del hombre que les habla internamente, porque  “ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo” (1 Juan 2:18).

Y son muchos los anticristos de visita en Buenos Aires, como Sri Sri Ravi Shankar, quien asiste a los ricos y poderosos de cada lugar, el cual ya la Lógica de la Lógica desenmascaró desde hace décadas, cuando nos guió con sus palabras: Cuanto mayor es la riqueza del espíritu del hombre, menor es la pertenencia terrenal. Si veis hombres en hábito y con adornos de oro y plata, entonces ya tenéis identificados a los falsos espiritualistas y religiosos, haciendo ostentación hasta en su mesa, con suculentas comidas y los veréis siempre campeando con lujosas vestiduras al lado de políticos y militares, PREDICANDO FALSAS ENSEÑANZAS COMO SI FUERAN AUTÉNTICAS ESCRITURAS”.

Y aparecen otros, como el niño índigo Matías de Stéfano, representante de la espiritualidad del Cerro Uritorco, quien ahora se hace parte del canibalismo porteño al aclamar la homosexualidad como vía indispensable para el desarrollo espiritual. Es el mismo discurso de los luciferinos, quienes evocan al andrógino alquímico o el homosexual divinocomo parte de la destrucción del primer chakratemplo del hombre, ahora en la voz del nuevo gurú quien tergiversa las palabras de Jesús de amarse unos a otros en verdadero amor espiritual, al vincularlo a la sucia carne fétida de las pasiones sexuales entre personas del mismo sexo, tan fétidas como sus palabras cuando dijo:

 “Las corrientes tradicionalistas de oriente medio, como el cristianismo entre tantas de ellas, llevaron a una transformación social que eliminaron la poligamia y la libertad de sexos, entre tantas otras cosas: como nuevas ciencias y filosofías. Todo tenía su lógica: Empezaba la Era de Piscis, y todos tenían que practicar la máxima Dualidad. (…) A partir de los años 1960’s nuevamente el hombre buscó al hombre y la mujer a la mujer, mezclándose nuevamente, recordando los bacanales, pero esta vez, ya sin un propósito más que la Libertad y la ruptura de los viejos esquemas. (…) La bisexualidad es una forma de expresión, así como la Homosexualidad, en la cual se libera la máxima expresión de los chakras, de la energía. Espiritualmente, la bisexualidad y la homosexualidad son unas de las maneras de conseguir el Equilibrio”.

Ahora De Stéfano destapa la verdad detrás de los niños índigos, y revela a los arrojados a la tierra como sus verdaderos guías espirituales, desengañando a sus miles de seguidores que ahora sabiendo esto, no les queda más que ser fríos o calientes, o someterse a “una horrenda expectación de juicio” (Hebreos 10:27). Horrenda como la orgía egipcia, que Matías De Stéfano invoca y defiende desde su página web, En Egipto, el matrimonio, adopción y divorcio bisexual, homosexual y heterosexual, eran lo mismo ante la comunidad”, trasladándonos a la profecía de Solari Parravicini en otra faceta de interpretación:

“El Fuego (Lucifer) Egipto se impondrá (primer templo). Egipto dirigirá (Emociones del Segunda templo). Egipto matará (el deseo espiritual del Tercer templo). Egipto dirá en Argentina” (BSP 1940).

Se impone porque la primera fundación de Buenos Aires fue en 1536, a cargo de Pedro de Mendoza. La segunda, el 11 de junio de 1580, por Juan de Garay y la tercera y última, la que se aplica con la nueva constitución (que muestra el gráfico en sus manos) que degradará la condición del hombre convirtiéndolo en cuerpo de la bestia (primero, segundo y tercer Templo destruidos).

Porque es la muerte del Espíritu, que comienza en su primer disco de la unión Sexual, continúa en su segundo chakra de las Emociones, hasta llegar al tercero de las gulas y deseos, su Tercer Templo de Salomón, en el cual construye la anulación del Ser Interior, a partir del cual genera la muerte del corazón-Cristo, plan primordial del Anticristo: negar la condición Cristal del Hombre. Así, Argentina sufre la tormenta en pequeño, que luego se extiende al mundo en unión bisexual y homosexual.  

Porque así luce hoy la Egipto del Nilo de La Plata, representada igual a los antiguos papiros egipcios que narraban la corrupción sexual que ocurrió durante el ayer en las tierras del oriente. Esa corrupción que es la misma de hoy:“Los sexos se separarán de cuerpos, más se encontrarán en sexos, es decir, en sexos idénticos. Un nuevo sexo se les interpondrá. El Sexo regresará en búsquedas del ayer, el ser humano en un principio les tuvo. El sexo en desvío anunciará el final de finales y el principio a empezar” (BSP 1939).

Desvío y corrupción que es en suma la misma perversión que vio el ruso Rasputín hace 100 años, ahora cumplida en los hogares de Buenos Aires y del mundo: “…Cuando vuelen las imágenes (televisión e Internet), madurará un fruto venenoso (lujuria), y serán muchos quienes lo comerán. Y el fruto venenoso transformará a los hombres en animales, incapaces de alzar la cabeza al cielo… Las imágenes que vuelan consumirán las fuerzas del hombre, pero el fruto venenoso embriagará al hombre. Y cuando todo haya acabado, el hombre se volverá a encontrar cansado y desgarrado, más hambriento que antes”.

Es la misma estrategia que asesina la Creación que vio Parravicini, hablándonos del ataque psíquico que se consuma en los escenarios de la muerte espiritual, sin que la gente se percate de quiénes son los verdaderos artífices del manejo del espectáculo, los que buscan corromper al hombre ya desde sus Protocolos, que ahora Parravicini confirma: “El Teatro será desteatro, será psíquico, material, irreverente, sucio. Impondrá el desnudo, la aberración sexual, homosexo, lesbianismo y drogados en crímenes. La masa aplaudirá, corrompida, sin saberlo” (BSP 1939).

Y así la humanidad trepa y trepa tristemente por los escalones resbaladizos, cantando y vociferando ignorantemente, y alcanza la cima de la estupidez, como lo anuncia efusivamente la trompeta degradante del Clarín. La alcanza festejando el alquiler de vientres, la comercialización de la procreación, el matrimonio homosexual y la adopción legal de nuevas creaciones inconcebibles. La alcanza hasta caer sin remedio en los abismos oscuros y sin Luz. Oscuridad anticipada con antelación en los caminos de la ciencia “que se aumentará”, pero que los hombres siguen sin ver ni oír, como nos dijo de nuevo Rasputín hace 100 años en exacto cumplimiento hoy:    

“… El útero de la mujer será como la tierra de los ríos; estériles serán ambos. Y ello será incluso una gracia, porque el útero no estéril y la tierra no estéril parirán monstruos. Día desventurado será aquél en que el útero materno será comercializado, como se comercializa la carne de los bovinos. En este tiempo, el hombre, criatura de Dios, se convertirá en criatura de la ciencia”.

Llega el día desventurado para el primer chakra, para los que creyeron y no escucharon la Voz Interior, para los que se dejaron guiar por falsos brillos de la mano de un plan finamente orquestado. Porque la aceptación y promoción de la homosexualidad no es algo espontáneo ni accidental. Es una estrategia programada desde muchos años atrás, y denunciada por los mismos homosexuales, que ya en 1987 publicaban “el manifiesto gay”, el cual se hace conocer a continuación. Estrategia que finalmente desemboca en el gran afeminado que la profecía de los 9 Tiempos denunció en la cúspide del Nuevo Orden: “De otra parte, se escuchan con claridad las enseñanzas del poderoso afemina­do. Su declaración de paz y estatutos que pondrá en vigencia serán aceptados en el mundo… sólo es una estratagema”.

Y el mundo lo acepta en su homosexualidad y falsa sabiduría. Es poderoso, y su poder se lo dan los hombres ya corrompidos desde sus bajos instintos. Fueron tiempos de trabajo sobre la psiquis del hombre lo que desembocó en su aceptación. Como la tremenda denuncia que llega a conocerse de la mano de las revistas homosexuales que ya en 1987 publicaban los Protocolos Homosexuales, el plan macabro para destruir el Espíritu Supremo y que a continuación se denuncia.

Protocolos Homosexuales

“Nosotros  sodomizaremos  a  vuestros  hijos,  emblemas  de  vuestra débil masculinidad, de vuestros bajos sueños y vulgares mentiras. Nosotros los seduciremos en sus escuelas, en sus dormitorios, en sus gimnasios, en sus vestuarios, en sus zonas deportivas, en sus seminarios, en sus grupos de jóvenes, en los cuartos de baño de los teatros y cines, en los dormitorios de sus ejércitos, en sus paradas de carreteras, en todos sus clubes de hombres, en los congresos, en cualquier sitio donde hombres estén junto a hombres. Vuestros hijos se harán nuestros siervos y lucharán por nosotros. Vuestros hijos serán reconstruidos, según nuestra imagen. Vendrán, para desearnos, y adorarnos.

Mujer, tú gritas por la libertad. Tú dices que no estás ni lo estarás nunca satisfecha con hombres. Ellos no te hacen infeliz. Nosotros, conocedores del rostro masculino, de la psique masculina, te llevaremos por encima de él. Mujer, tú dices que deseas vivir con cualquier otro excepto con el hombre. Hazlo. Nosotros daremos a tu hombre placeres que nunca ha conocido, porque nosotros somos hombres también, y sólo un hombre sabe cómo de verdad dar placer a otro hombre. Sólo un hombre puede entender la profundidad y sentimiento, la mente y cuerpo, de otro hombre.

Todas las leyes que prohíben la actividad homosexual serán revocadas. En cambio, se creará legislación que engendre amor entre los hombres. Todos los homosexuales deben estar de pie juntos como hermanos; debemos estar unidos artísticamente, filosóficamente, socialmente, políticamente y económicamente. Triunfaremos sólo cuando presentemos una cara común al vicioso enemigo heterosexual. Si tú, heterosexual, desafías y gritas contra la unión de los gays, contra el encanto especial de nosotros, te apuñalaremos en tu cobarde corazón, profanaremos tu endeble y muerto cuerpo.

Escribiremos poemas de amor entre hombres; organizaremos juegos en los cuales el hombre abiertamente acaricia al hombre; haremos películas sobre el amor entre los hombres heroicos que sustituirán el barato, superficial, sentimental, insípido, juvenil, encaprichamiento heterosexual que domina en este momento las pantallas de sus cines. Esculpiremos las estatuas de jóvenes hermosos, de los atletas valientes que serán colocados en sus parques, sus plazas. Los museos del mundo estarán llenos sólo con las pinturas de chavales llenos de gracia, desnudos.

 Nuestros escritores y artistas harán el amor con hombres de moda y famosos, tendremos éxito porque somos expertos en crear modas. Eliminaremos elementos heterosexuales por el uso de los dispositivos de engaño y burla, dispositivos de los que somos expertos en el empleo. Desenmascararemos a los homosexuales poderosos que hacen la mascarada como heterosexuales. Usted se asombrará y asustará cuando se encuentre que sus presidentes y sus hijos, sus industriales, sus senadores, sus alcaldes, sus generales, sus atletas, sus estrellas de cine, sus personalidades de televisión, sus líderes cívicos, sus sacerdotes no son el fortín de la familia, burguesa, heterosexual que usted asumió. Estamos por todas partes; nos hemos infiltrado sus filas. Tenga cuidado cuando usted habla de homosexuales porque estamos entre ustedes; podemos sentarnos junto a su mesa; podemos dormir en la misma cama. 

No habrá compromisos. No somos ninguna débil clase media. Somos altamente inteligentes, somos la aristocracia natural de la raza humana y aristócratas de mente acerada como el sable, nunca se conforman con poco. Aquellos que se opongan serán exiliados.

Levantaremos ejércitos enormes privados, como Mishima hizo, para derrotaros. Conquistaremos el mundo porque tendremos guerreros inspirados en el amor homosexual como eran los antiguos griegos. La familia, el lugar donde nace la mentira, la traición, la mediocridad, la hipocresía y la violencia será suprimida. El grupo familiar, que sólo enfanga la imaginación y contiene el libre albedrío, debe ser eliminado. Muchachos perfectos serán concebidos y cultivados en el laboratorio genético. Ellos serán vinculados juntos en la educación comunal, en el control y la instrucción homosexual.

Todas las iglesias que nos condenan serán eliminadas. Nuestros únicos dioses son hermosos jóvenes. Nos adherimos a un culto de belleza, moralidad y estético. Todo lo que es feo y vulgar y banal será aniquilado. Estaremos libres de las convenciones de la clase media heterosexual, somos libres de vivir nuestras vidas según los dictados de la imaginación pura. Para nosotros, demasiado no es bastante.

La sociedad exquisita que surgirá será gobernada por una élite comprendida de poetas alegres. Una de las exigencias principales para una posición de poder en la nueva sociedad de homoerotismo será la indulgencia en la pasión griega. Cualquier hombre contaminado con la lujuria heterosexual automáticamente será excluido de una posición de influencia. Todos los machos que insistan tontamente en lo heterosexual serán llevados ante la justicia homosexual y se harán hombres invisibles. Volveremos a escribir la historia, la historia completa y rebajada de su mentira heterosexual. Retrataremos la homosexualidad de los grandes líderes y los pensadores que han formado el mundo. Demostraremos que la homosexualidad e inteligencia y la imaginación están inextricablemente unidas, y la homosexualidad es una exigencia para la nobleza verdadera, la belleza verdadera en un hombre.

Saldremos victoriosos porque estamos abastecidos de combustible con la amargura feroz del oprimido que ha sido forzado a jugar aparentemente papeles secundarios en un mundo heterosexual a lo largo de los años. También somos capaces de encender armas y acudir a las barricadas de la revolución última. Tiembla hetero-cerdo, cuando aparezcamos antes que ustedes, sin nuestras máscaras.” (Revista RGN Gay Community Magazine, año 1987. http://www.fordham.edu/halsall/pwh/swift1.asp)

Y se observa la máscara-careta cuando Sodoma se consuma en el mundo, a causa de la inocencia humana que nada hizo frente a las injusticias que vio. Se consuma de la mano de las próximas modas, que llegaran intentando convertir al hombre en mujer y a la mujer en hombre. Modas que se impondrán hasta ser interpretadas en su justa realidad, como de nuevo Rasputín lo anticipó: 

“…Cuando Sodoma y Gomorra vuelvan de nuevo a la Tierra y los hombres vistan de mujer y las mujeres de hombre, entonces veréis pasar la Muerte cabalgando sobre la peste blanca. Y las antiguas pestilencias serán como una gota de agua en el mar, respecto a la peste blanca”.

Por eso, a los justos no le queda otra alternativa más que luchar contra la careta. “Si la careta del mundo cayera… ¡el mundo vería al justo!” (BSP 1972). Luchar por la Verdad y la Justicia, con la espada de dos filos que sale de su boca para enfrentarse a la bestia. Porque ya todos saben que no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados y potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, que son huestes espirituales de maldad en las regiones celestes que cayeron a la tierra (Efesios 6:12). Y por eso el Apocalipsis preguntó: “¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?” (Apoc. 13). “La Argentina luchará su libertad, por la libertad de las libertades. La libertad del Dios -INTERIOR-. Paz. (BSP 1940).

Y es la lucha final contra el espíritu inmundo que arrojaron ya a la tierra del primer chakra, junto con sus ángeles en cuerpos humanos que lo corrompieron. Comienza la lucha con la humanidad que ya los descubre, y se levanta como la Cruz Orlada lo anticipó. Se levanta el Espíritu Supremo a la faz de la tierra, el que destroza la careta del mundo, cuando el hombre aprende a Ser Dios sincronizándose y reencontrándose con su propio Ser. 

Desde la ciudad Madre argentada

Septiembre del 2012

DESCARGAR “EL CLARÍN DEL RIO DE LA PLATA” Mensaje Orlado nº14

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Mensaje Orlado Nº 14

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s