Mensaje Orlado n°6

Melodías del despertar

Finalmente, el calor abandona el valle y lo que parecía que duraría por siempre, se seca. El verano que se pensó eterno, ahora muestra su verdad y se enfría, se desgaja, se reseca; el estío argentino se duerme en el frio de las malezas congeladas.

Como en otoño, cuando la naturaleza le dicta al paisaje que comience a morir lo que no corresponde a la estación, la Ley del tiempo así lo exige por igual al hombre de este tiempo, al que no quiere dejar atrás las viejas envolturas que solo os han traído desolación y ruina. Por eso, en el quinto mes se escucha el mensaje a la quinta iglesia que les llega a los hombres en su quinto momento: “Afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios”. El tiempo es corto y las últimas hojas aun permanecen en las ramas, obstaculizando la luz del sol que debe llegar a la húmeda tierra que la reclama.  “Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído”, dice el mensaje al hombre que llega a Sardis.

En las chacras todavía quedan algunas manzanas y peras que no fueron cosechadas. Quedaron rezagadas en las ramas porque no cumplieron los tiempos prefijados o porque fueron demasiado pequeñas… ya nadie las quiere. También están las que no se sostuvieron, no fueron lo suficientemente fuertes contra los vientos y una vez en el suelo se echaron a perder.

La exigencia para los frutos es alta, aun para las manzanas que lograron sortear los anteriores escollos. Porque el enemigo más sutil y perfecto que tiene la cosecha es la Carpocapsa, un insecto parasito que se asemeja a mariposa. En realidad sus hábitos son nocturnos y realiza sus prácticas en la oscuridad y en el misterio, cuando el sol se aleja: es una polilla. Jamás puede ser mariposa, porque no poliniza plantas para que crezcan solos sus frutos, sino que introduce su huevo y marca a la fruta que crece sana, hermosa y reluciente hasta que el consumidor descubre en su boca que estaba llena de gusanos y ya es tarde.

Es la conocida polilla del manzano, nativa de otro continente y traída a éste como tantas especies introducidas desde antaño para dañar la cosecha. Así, la polilla pone huevos en los frutos y las hojas, y tras la eclosión, la larva se introduce en la pulpa cuando la manzana recién asoma al mundo, comiendo y alimentándose de ella. El fruto, inocente, va creciendo con larva adentro. Por fuera se ve bonita y esplendida: madura sin el menor indicio de que carga a semejante intruso. Y llega el momento de la cosecha y cuando alcanza la mano del que precisa el ansiado fruto, se encuentra con el alimento más aborrecible que pudiera conocer. El crimen es perfecto, ya que ni el dueño de la finca ni en la propia manzana se notó al aterrador invasor.

Crucial momento es la etapa del crecimiento, donde el espíritu va madurando en la selva del mundo. “Imagen fue de si mismo el hombre de ayer, y se vio. Imagen es de si mismo el hombre de hoy, y no se ve. Su mente es un laberinto infinito sin salidas, teniéndolas a la vista en su verdad. Camina sin buscar, buscando en su búsqueda la búsqueda del camino que lleva sin buscar. Tiempo pierdes, hombre de la música suelta y el cabello largo; sin ropas limpias, no tendrás jamás el espíritu limpio. ¡Comprende y entiende, porque ya es hora y el grito llega! Imagen eres de ti mismo y no observas. ¡Observa y verás! Serás.” (BSP 1972)

Los jóvenes y la música suelta, dentro de su mundo inventado de “Amor y Paz”, un mundo neo hippie, un mundo de drogas y sustancias alucinógenas que alteran la consciencia; mundos mentales de meditaciones masivas, mundo donde el cuerpo sigue siendo objeto de sus prácticas sexuales, donde se cree que solo ignorando lo que sucede en el planeta se acabarán los problemas. Una nueva era edificada sobre vicios, materialismo y alcohol, donde el Dios Interno de los hombres es destruido a cada latido, a cada paso, a cada canto, un mundo donde “el vicio camina con su relajo total. El joven en él se solaza, baila, desnuda sus vergüenzas en calles y escenarios, anulan su dignidad, en tanto el ateo ordena su continuidad, edificando con la anulación del joven, el imperio mundial del mal… llega ¡la cruz –ORLADA-!” (BSP 1968).

Un paraíso de escenarios y mercados de artistas que son sacerdotes y líderes de sus movimientos, comandados en los hechos por las multinacionales discográficas, las que en reiteradas ocasiones presionan a los artistas para acomodar las letras. Mensajes que son pensamientos implantados por empresarios desde sus escritorios y oficinas de publicidad. 

Grupos enteros financiados y apoyados por los linajes que controlan la tierra, como los Rockefeller, que fueron quienes impulsaron a los Beatles para penetrar los Estados Unidos y desde ahí, el mayor mercado interno del mundo, expandirse al resto del planeta exitosamente. Con ellos y las demás bandas que comenzaron a surgir, apoyados por los medios masivos de comunicación y las cadenas de radios que los transmitían las 24 horas, llegaron las drogas como la marihuana, cocaína y el LCD, proceso también denunciado por la profecía: “La corrupción llega en escritorio y sillón. El “polvo blanco” un arma, la yerba una falsa ilusión” (Profecía de los 9 Tiempos). Y ello porque para que haya consumo, se tiene que inventar al consumidor primero, y esa fue justamente la estrategia planificada desde el escritorio empresarial y el sillón de la política.

Así los “escenarios” fueron utilizados por el grupo Bilderberg (banqueros, empresarios, políticos, periodistas y demás lacras de la sangre de Sion) para llevar a toda una generación a las drogas psicodélicas utilizando para ello grandes conciertos al aire libre como Woodstock. “Sin saberlo, los jóvenes se convirtieron en víctimas de un experimento perfectamente planificado con drogas a gran escala. Las drogas alucinógenas cuyo consumo propugnaban los Beatles, se distribuían libremente en estos conciertos. No pasaría mucho tiempo antes de que más de cincuenta millones de los que asistieron (entonces de entre 10 y 25 años de edad) regresaran a casa convertidos en mensajeros y promotores de la nueva cultura de las drogas o de lo que acabó conociéndose como la ‘New Age’.” De modo que la juventud cayó en la telaraña que ahora se teje con nuevas cuerdas, como escribió también Parravicini: “El “Joven Nuevo”, realidad de la hora, el que se abandona por ignorar y temer el mañana que le espera, el que proclama poseer sabiduría y se entrega a desnaturalizar todo; incluso su físico y a emitir canciones tal vez sin conceptos… el que busca en la búsqueda de un dios imaginado por él, dentro del absurdo, dentro de obnubiladas conjeturas que no siente, más impacta. Vive “el joven Nuevo” en rebeldía… ¡No verdad!” (BSP 1969).

Canciones como las de Bono de U2, al que millones de jóvenes siguen como a otros tantos cantantes que atiborran sus temas de mensajes subliminales y simbología illuminati. Simbología que a veces ni siquiera esconden, como en la canción que U2 le canta al dios de la penumbra Yahvé, al dios judío de los sacrificios y holocaustos. Canción que traslada el mensaje desde el mismo Lucifer hacia el hombre de este tiempo, con todo su simbolismo que se encuentra en el video accesible en el sitio http://www.youtube.com/watch?v=Ceuqp6clL0c

 

“Toma esta alma trenzada entre piel y huesos, Y haz que cante:”

“Yahweh, Yahweh
Siempre hay dolor antes de que un niño nazca” (Imagen de una bomba)
“Yahweh, Yahweh
Todavía estoy esperando el amanecer” (tercer día)

“NOSOTROS GANAMOS, NOSOTROS PERDEMOS ES PERFECTO” (Son los dos bandos de la guerra, literal).
“Yahweh, Yahweh
Siempre hay dolor antes de que un niño nazca (lanzan la guerra)
Yahweh, Yahweh

Dime ahora, ¿porque hay oscuridad antes del amanecer? (el video muestra explosiones y bombardeos)

Yahweh, Yahweh
Toma esta ciudad, una ciudad debería estar brillando en una colina (monte de Sion)

Toma esta ciudad si es tu voluntad (como lo hicieron en el desierto y a todo lo largo del Éxodo, Levítico, Números, etc.)

Lo que no es del hombre (el video muestra el árbol de la vida dentro del corazón y es patético) el hombre no lo puede tomar (aparece el corazón en un laberinto)

Toma este corazón y hazlo romper” (literal)

Así U2 relata sintéticamente la caída de Lucifer a la tierra, en donde se hace pasar por dios como Jehová para encerrar al hombre en la prisión de la materia. También relata las guerras que le sobrevendrán a la humanidad en el momento en que la Inmortalidad –PAEI- levante al Hombre Nuevo. Y también introduce al Pentateuco con toda su historia de violencia, ultrajes de pueblos, de posesiones y la voluntad de Jehová de arrebatar naciones para su pueblo elegido: Toma esta ciudad si es tu voluntad, como relata también el libro de Josué cuando los judíos realizan el sitio de Jericó y se apoderan de lo poco que dejan: “Mas toda la plata y el oro, y los utensilios de bronce y de hierro, sean consagrados a Jehová, y entren en el tesoro de Jehová. Entonces el pueblo gritó, y los sacerdotes tocaron las bocinas; y aconteció que cuando el pueblo hubo oído el sonido de la bocina, gritó con gran vocerío, y el muro se derrumbó. El pueblo subió luego a la ciudad, cada uno derecho hacia adelante, y la tomaron. Y destruyeron a filo de espada todo lo que en la ciudad había; hombres y mujeres, jóvenes y viejos, hasta los bueyes, las ovejas, y los asnos. (Josué 6: 19 -21). Es a ese dios al que le canta la música de U2, el de su nuevo orden que pide COEXISTENCIA al mundo, que es LA TRAMPA, pues una sola religión con lo único que comparten judíos, cristianos y musulmanes es JEHOVÁ. Así el dios oscuro se sienta al sillón de las naciones relegando a Jesús, y eso es lo que también pide la industria discográfica y los jóvenes que la siguen. El plan del anticristo, al que muchos ignorantes apoyan sin tener consciencia de ello.

Y el arma que tienen para ello es la MÚSICA, el sonido que introduce el mensaje más sutil y eficazmente que cualquier otro método. Porque ese fue el medio para derribar los muros de Jericó y penetrar la ciudad: “cuando el pueblo hubo oído el sonido de la bocina, gritó con gran vocerío, y el muro se derrumbó”. El sonido y la vibración que penetra en el hombre, derrumba sus muros y se adentra destruyendo su CONSCIENCIA.

Así la toma de Jericó muestra como se utiliza el sonido para penetrar un lugar y como las vibraciones abren y cierran puertas. Tema estudiado ya en numerosos experimentos que muestran como un sonido produce agrupamiento de partículas y forma figuras geométricas, lo que da la pauta de que el sonido puede utilizarse para abrir los chacras que son puertas a nuestra dimensión del ser, e introducir pensamientos, energías y entidades. Solo basta que la vibración de la música concuerde con la dimensión del chacra para que haga su efecto, tal como lo muestra la psicografía de Parravicini que dice “Pun –Pam- Pum La vocación musical nueva” (BSP 1938), haciendo referencia a la música electrónica. En el gráfico aparecen los 7 chacras marcados en el fondo de una guitarra (en celeste), que se asemeja al corazón humano. Y eso nos da la pauta de que la programación con este tipo de música se realiza en el 4to chacra, en el centro programador del código genético humano.

Así es que la música va transformando de a poco a la persona que la escucha, cambiado su apariencia, su forma de vestir, su forma de hablar, sus pensamientos. Como el rock de Elvis Presley que en su momento trabajo el primer chacra, ahora la estrategia viene subiendo de escalón en escalón hasta introducirse en el corazón del hombre. En el gráfico, abajo a la derecha, se ve una entidad con una larva en su seno,  llevándose la energía en un lazo.

Así la profecía habló desde el siglo pasado: “La música eléctrica será en conjunción con la negra (Regueton). Ambas asolarán el mundo, y con ella marchará esclavo el mundo hacia el Caos final” (BSP 1936).

Es la música que forma adeptos, los fanatiza en danza lasciva y los hunde en los abismos de la materia. Estrategia promovida también por las escuelas espiritistas, metafísicas y todo tipo de filosofías en boga hoy que buscan constantemente meterse en los chacras de las personas, manipular sus discos a través de la energía y distintas sanaciones, como “armonizaciones”, “aperturas de chacra”, mantras y demás métodos expuestos en numerosos sitios de internet: La música y el baile son utilizados para alcanzar estados alterados de conciencia que permiten contactar con el ser supremo (Lucifer). Primer Chakra: La música ideal para equilibrar y activar el primer chakra es la música primitiva, la música de tambores, de sonidos de la selva, también la música árabe es buena para este chakra. El baile puede ser con mucho movimiento pélvico”.  Así los ritmos van trabajando sobre los deseos del hombre, sobre su primer disco, poniendo al espíritu en contacto con las energías telúricas que viajan desde el interior de la tierra hacia el ignorante que vibra en esas resonancias. Es la verdad que está oculta a los ojos del hombre ciego y que comienza a escucharse hoy cuando la humanidad deja atrás la inocencia. Es la verdad oculta de los reptiles y entidades de todo tipo, haciéndose pasar por luz y siendo adorados en sinnúmero de filosofías y movimientos espirituales. Es la verdad oculta de la música actuando sobre la CONSCIENCIA, transformándola y llevándola a la ignorancia, al fanatismo, a la excitación de las pasiones y el instinto animal, tal como lo expuso Benjamín Solari Parravicini:

“Ellas las verdades ocultas saben del mal en el mal que se allega y saben de la perfidia envidiosa que domina a la humanidad en danza lasciva de salvajes. El negro sabe que su danza “invocadora” atrae a sus dioses (caídos de la rebelión), mas ignora que también llegan los inferiores espíritus del mal (demonios), los que hacen de ellosfanáticos, ciegos, concupiscentes sin freno, y alcohólicos empedernidos, los que así destrozados, danzan y danzan hasta su final en condenación” (BSP 1972).

Así el mensaje de Parravicini despierta al hombre, lo sacude de su inocencia y sus falsas doctrinas del mundo, y le denuncia lo que se oculta a la vista del hombre que no ha querido ver con los ojos del corazón lo que en su mente se mostraba hasta entonces como verdad. Así es que Parravicini advierte al ser que no se ajusta al PAEI, al Hombre Nuevo, de su final en condenación. Y por eso el engaño de las energías para curar al hombre, por eso la necesidad continua de adentrarse en los chacras de las personas, y por eso quedó escrito para estos tiempos: “Cerrar y sellar en forma indeleble sus cofres antes de que venga el mazo a sellar puertas y ventanas y les tire con fuerza afuera” (Landak).

Pero hoy es el momento donde también surge una nueva música para los que han logrado expulsar de su ser toda oscuridad, todo engaño, toda manipulación. Llega el sonido de la verdad, la melodía del despertar, “¡Ya la diapasón ha entregado la verdad del buen sonido, y el sonido en su sonar que fue siempre armonioso! más fue aplastado por la armoniosa eufórica de los “nuevos” en sus genialidades creadas al correr por la nueva avenida de la droga. Ya el sonido en su sonar hoy comenzó el regreso a su verdad de buen sonido. COMENZÓ EL CAMBIO DEL CAMBIO -ENTENDED – COMPRENDED- APRENDED Y SERÉIS” (BSP 1972).

Así llega a los hombres el sonido del galopar del viento que poliniza las flores en espera; el cantar de los pájaros que llega hasta el interior de la semilla en gestación; el sonido del grillo y el salta monte que resuena en la serenidad del árbol y el ecosistema; la música de la naturaleza que se graba en la célula del hombre y le dan sus nuevas vestiduras de pureza y salud; el silencio maravilloso de la profundidad del valle, bañado en el cantar de sus ríos y arroyos, como expresó Jesús en su momento:La luz de nuestros ojos y el oír de nuestros oídos nacen ambos de los colores y de los sonidos de nuestra Madre Terrenal, que nos envuelve como las olas del mar al pez, o como el aire arremolinado al ave. En verdad os digo que el Hombre es Hijo de la Madre Terrenal, y de ella recibió el Hijo del Hombre todo su cuerpo, del mismo modo que el cuerpo recién nacido nace del seno de su madre. En verdad os digo que sois uno con la Madre Terrenal; ella está en vosotros y vosotros en ella.  (Evangelio de La Paz)

Así llegan al hombre los sonidos de su nuevo despertar, el canto de la unidad que vence las filosofías del mundo, porque son un coro en perfecta coordinación que ya nadie puede silenciar: “Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra. Estos son los que no se contaminaron con mujeres (religiones, filosofías, metafísicas), pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero;  y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios” (Apocalipsis 14).

De la mano de esa resonancia, que “penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”, llega el Hombre Nuevo de la Reina del Sur:

“El mundo luego de los tres humos ya en minoridad de humanos seres, recibirá el Nuevo Humano que tendrá otro aspecto, conservando el actual, con más desarrollo potencial e inteligencia en supermedida. Será el 2002” (BSP 1968).

 

Mayo del 2011

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s