Mensaje Orlado N°1

Partimos

Con lo justo, con lo que llegó a nuestra mano: el viaje se planificó desde el bajo presupuesto, y no es la primera vez ni seguramente será la última. Por eso, el recurso más a mano para cualquiera que emprende este camino es tomar su mochila, colocar lo indispensable y necesario, y tomar la decisión de ir hacia adelante sin importar los medios materiales ni el camino a andar. Salir a los caminos es considerar que también contamos con otros recursos, como nuestra inteligencia, nuestra voluntad, y por sobre todo, con nuestro corazón en el pecho.

Porque es salir dispuesto a vencer al primer poder, la cabeza de oro. La maldita economía con la que nos enfrentamos a diario, la que busca figurar permanentemente haciéndonos acordar de que “todo sale…”. La que como daga nos apuñala el pensamiento, como cabeza de oro justamente, ya que para moverse en este sistema de cosas “no podemos prescindir de ella”, nos imputa.

Salimos con poco equipaje sobre la espalda, como el caracol que no lleva más que lo que puede cargar. Con la intención de ir con calma pero a paso firme, porque el tiempo en el que nos encontramos así lo exige. Ya era la hora de salir a hablar y de entregar la palabra, tal como fue escrito para el País al Norte del Sur: “¡La hora fue señalada! ¡El tiempo fue medido! ¡El tiempo ha llegado!”

Y fue en esos preparativos que nos encontramos con una psicografía que en particular nos llamó la atención. Porque nos habla de la Cruz Orlada, de la nueva cruz, de su nacimiento. Y el personaje de frente, marca un círculo en el cielo. Es una de las tres horas: es este tiempo en el que caminamos hacia el nuevo rumbo. O sea, que la Nueva Cruz nace en esta hora, nos dice el dibujo.

Y el personaje de reverso carga algo en su espalda. Es una mochila. Pero no es cualquier mochila. Es un bolso grande, que le llega hasta la nuca. Se asemeja a un mochilero con su gran carga en la espalda. Y su pie levantado también nos habla, nos dice que el personaje está en movimiento: está caminando. Pero no es un mochilero que se dedica al turismo o a pasear por el mundo, sino a entregar la verdad de la nueva cruz. Allí está la particularidad de este nacimiento, que se vuelve profecía…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Mensaje Orlado N°1

  1. Maximiliano dijo:

    Muy Interesante, me leí casi todos,
    Como se podría hacer para contactarlos?
    Saludos!

  2. Maximiliano dijo:

    No encuentro el mensaje 2 ni 3… saben donde puedo leerlo?

  3. alvaro alexis alarcon h dijo:

    Que bueno estooooo ………….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s